La Operación Huracán, el asesinato de Camilo Catrillanca en medio del operativo del Comando Jungla y el llamado PacoGate son tres de los casos que han remecido a la institución de Carabineros y por la que han pasado tres generales directores en los últimos dos años: Bruno Villalobos, Hermes Soto y Mario Rozas.

Fue justamente este el último y actual cabeza de Carabineros quien se refirió a estos casos y señaló que “esta crisis es una oportunidad y por eso que requiere todo este cambio generacional, todo este cambio de paradigma”.

Estas palabras de Rozas llegaron durante la Comisión de Seguridad Pública del Senado, la que busca que las policías entreguen sus observaciones y avances en dirección a la ley que moderniza la gestión y las instituciones.

En esa misma línea, el actual general director de Carabineros indicó que esta crisis llegó a la institución “por no controlar, por no observar lo que pasa en nuestro ambiente. Por creernos autosuficientes y no observar lo que pasaba a nuestro alrededor”.

Incluso reconoció que “la única forma de salir de esta crisis es escuchando críticas y asumiendo culpas, porque hay que asumir que fuimos soberbios como institución“. Sin embargo, en ningún momento marcó el camino que recorrerán ara enfrentar estas tres crisis ni cómo se prevendrán que vuelvan a pasar al interior de la institución.