Netflix estrenó este viernes el primer capítulo de la serie “Sex Education”, su nueva producción que aborda temáticas adolescentes con un trasfondo muy importante: la educación sexual.

La historia se centra en las inquietudes sexuales de un grupo de estudiantes. Allí hablan, entre otras cosas, sobre las dificultades para eyacular, la inseguridad que genera la “primera vez”, la presión ejercida por las expectativas a cumplir o el miedo a desnudarse frente a tu pareja sexual. 

El protagonista de la serie es un joven llamado Otis Milburn, quien vive con su madre Jean, una experta e histrionica terapeuta sexual interpretada por la actriz Gillian Anderson. La serie constará de ocho capitulos y tiene como movilizador central que “la experiencia no lo es todo”.

Otis es un adolescente virgen que ha crecido rodeado de manuales, vídeos y conversaciones sobre sexo debido al trabajo de su madre, convirtiendose sin querer en experto -teoricamente- en temas sexuales. La serie se desarrolla en torno a la “clínica de terapia sexual” que el joven abre en la escuela -con el fin de generar estatus- junto a su mejor amigo y la chica que le gusta.

“Sex Education” fue creada por Laurie Nunn y producida por Jamie Campbell y Ben Taylor. Los guiones corresponden a este último en compañía de Kate Herron.