Tras la detención de Carlos Donoso, el funcionario de la Armada acusado de violar a su hija de siete años y de grabarla con su celular, una serie de antecedentes han salido a la luz. Su esposa, quien encontró el registro tras detectar actitudes extrañas en la niña, contó que llevaba tres años casada con el sujeto, pero que se mantenían distanciados debido a episodios violencia intrafamiliar en su contra.

Según informó La Estrella de Valparaíso, la mujer contó que la tarde del miércoles pasado salió con su hijo mayor al supermercado, dejando a la pequeña bajo el cuidado de su padre. Sin embargo, el sujeto aprovechó el momento para cometer los delitos de violación y grabación de material pornográfico de la menor de edad. La mujer logró ver el video cerca de la medianoche, tomando de inmediato a su hija para hacer la denuncia en Carabineros.

Además, la mujer relató que Donoso la obligaba a tener relaciones sexuales, las que también registraba en su celular a través de fotos y videos. Según los peritos, el sujeto mantenía una gran cantidad de pornografía adulta bajada desde internet.

Actualmente, el imputado cumple prisión preventiva en un recinto naval, mientras la Armada comprometió su apoyo en la investigación y ayuda psicológica para la familia.

Según la ley, en menores de 14 años, la violación consiste en acceder carnalmente, por vía vaginal, anal o bucal. El abuso sexual, por su parte, es la realización de una acción sexual, distinta del acceso carnal, como por ejemplo: tocaciones o besos en área de connotación sexual; simulación de acto sexual; exhibir o registrar material pornográfico particularmente a menores de edad o presenciar espectáculos del mismo carácter, entre otros.

Nota de redacción: el rostro del imputado fue censurado por los reporteros gráficos por orden expresa del tribunal.