Esta mañana el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) denunció con carácter de urgencia ante la Fiscalía un terrible caso de discriminación y violación correctiva contra una niña de 14 años en la región Metropolitana por parte de su padrastro y su padre biológico.

La niña fue violada durante el año pasado por su padrastro en el hogar que comparten con la madre. Esta situación fue mantenida en silencio por la adolescente hasta el pasado 4 de diciembre cuando se lo comentó a su pareja, una joven de 16 años.

“Desesperada, el pasado 14 de enero la pareja visitó la casa de la víctima e increpó a su madre, diciéndole que debía hacer algo. La madre de la víctima, sin denunciar los hechos a la policía, no encontró nada mejor que mandar a su hija a vivir donde su padre biológico, el mismo que con anterioridad la había agredido por su orientación sexual”, declaró el Movilh.

“La joven fue impedida por su padre biológico de relacionarse con otras personas, manteniéndola incomunicada, secuestrada. El sujeto, que es evangélico, la golpeó con una correa para ‘sacarle el mal’ y le dijo que se merecía la violación por ser lesbiana. Es una situación en extremo preocupante y grave, que nos tiene a todos en nuestra organización muy angustiados”, agregaron desde la organización.

Este sábado la abogada del Movilh, Mónica Arias denunció los hechos ante la fiscalía y prontamente la Policía de Investigaciones (PDI) debería ir en busca de la niña.

“La pareja de la víctima, felizmente, cuenta con el apoyo de su madre, quien está dispuesta a sumir la custodia de la niña. Por lo que haremos todo lo posible para que ello se haga realidad en el breve plazo. Esperamos que la justicia actúe con celeridad”, indicó el Movilh.