A fines de enero, el pastor de la Catedral Evangélica, Eduardo Durán, declaró en calidad de imputado ante la Fiscalía de Alta Complejidad Oriente, por un presunto lavado de activos. En la cita detalló sus gastos y propiedades adquiridas.

El proceso se enmarca en la investigación del Ministerio Público sobre el origen y monto total de sus bienes, además de su entorno, luego que en 2017 se revelara el alto patrimonio del guía religioso: es dueño de ocho autos y 12 propiedades, con un avalúo fiscal de $ 1.152 millones, monto que el precio del mercado podría duplicar.

Según la información recopilada por la Brigada de Lavado de Activos (Brilac) de la PDI, las declaraciones de testigos coinciden en que Durán mantenía una vida económica regular antes de ser pastor, lejos del millonario patrimonio hoy posee.

Además, el informe detalla que los ingresos del pastor “provienen generalmente de la Iglesia y sus fieles, pero se supone que están para la administración (…) de la Iglesia y en ningún caso para el enriquecimiento de la persona natural que los dirige”.

Según informó La Tercera, Durán declaró el pasado miércoles que obtiene más de $30 millones al mes en diezmo, las donaciones voluntarias de los fieles que corresponden al 10% d su renta. Según los estatutos de la entidad, el pastor puede gastar todo el dinero para uso personal o entregar una parte a su iglesia. Según contó, un poco menos de la mitad que recibe lo entrega a 10 pastores y son para gastos de su iglesia. Además, les da un poco más de $ 9 millones a su sobrina, hija e hijo, el diputado RN Eduardo Durán. Otros $13 millones quedan para su uso personal.

Durán aceptó alzar el secreto bancario, así la fiscalía podrá acceder a sus transacciones. En el detalle de sus propiedades, el pastor declaró que antes de liderar la catedral solo tenía dos inmuebles. Luego sumó una serie de templos e inmuebles particulares, incluidos dos en Las Condes, además de otro en avenida Tobalaba, Providencia, un departamento en Viña del Mar y otra casa en Isla de Maipo.

El pastor también reconoció que le dio una propiedad en Pocuro a una mujer de iniciales A.F, quien declaró ante la PDI que mantuvo una relación sentimental con Durán y que recibió $ 35 millones para pagar un departamento en Providencia que adquirieron ambos. La mujer también señaló que entre 2013 y 2017 recibió $3 millones como “intérprete de la Catedral Evangélica”.