Luego de 25 años en televisión, Mario Mauriziano fue despedido del Canal del Fútbol (CDF). Se enteró de la noticia hace una semana y este lunes, en entrevista con LUN, anunció su decisión de dejar atrás el periodismo deportivo ante las múltiples críticas de las y los hinchas.

“Me retiro del periodismo deportivo. Esta fue mi última pega (…) Nadie me quiere. Creo que soy el periodista deportivo más trolleado de los medios, por la gente, por los pares, por todos”, sostuvo el ex rostro de CDF.

Mauriziano explicó que “tengo una forma de expresar las cosas que quizás es muy categórica y muy extrema. Cuando veo algo que para mí es bueno, porque es difícil llegar a bueno, lo destaco el doble. Y cuando veo algo malo lo recontra critico”.

En este sentido, reconoció el rechazo de los televidentes y usuarios, asegurando que “la gente se expresa por redes sociales y cada vez que comentaba un partido era trending topic; pero no el número 20. No es algo que me enorgullece en todo caso”. Además, añadió que “entrego todo, pero cuando se acaba, sea por el motivo que sea, no tengo apego por las cosas pasadas. No puedo decir que no tenga una pena terrible, que no pude dormir y que lloré en la última emisión”.

“Hay gente que se siente identificada con mis dichos, las menos y la gente que siente que mis dichos son una crítica hacia ellos, que estoy atacando a su equipo, su corazón”, cerró.

El Canal del Fútbol (CDF) fue comprado por el grupo Turner el año pasado, lo que provocó el inicio de un proceso de reestructuración al interior de la señal. Hasta ahora, ya se confirmó la desvinculación de otros cinco rostros: Juan Carlos “Caco” Villalta -también resistido en redes sociales-, Pablo Flamm, Edgardo Díaz y los periodistas Andrés Aguilera y Gerardo Herrera.

En tanto, durante los últimos días también se anunciaron nuevas incorporaciones, con la llegada de Claudio Palma, Aldo Schiappacasse, Manuel de Tezanos y Claudio Borghi a CDF.