El caso por el homicidio de la activista ambiental Berta Cáceres avanzó este martes al apuntar al presunto autor intelectual de los hechos. La fiscalía ordenó que Roberto David Castillo Mejía, ex director de la empresa energética Desarrollos Energéticos (DESA), sea sometido a juicio por proveer recursos y logística a los asesinos de Cáceres, quien fue asesinada a balazos en marzo de 2016.

Los fiscales en Honduras planean presentar cargos contra el ex ejecutivo a quien acusan de ser autor intelectual en el asesinato de la activista ambiental. El Ministerio Público dijo que presentaría los cargos contra Castillo Mejía durante una audiencia preliminar que se programó inicialmente para este martes aunque, finalmente, se pospuso a petición de la familia de Cáceres.

Castillo Mejía era presidente de DESA cuando mataron a Cáceres, quien se oponía a la construcción de una presa hidroeléctrica por parte de esta compañía en territorio indígena.

Castillo Mejía fue arrestado en 2018 y sigue detenido. Su abogado, Juan Carlos Sánchez, dijo que la fiscalía no ha presentado pruebas contra su cliente: “Hemos refutado todas esas evidencias”, dijo Sánchez. “Hay crecientes dudas porque hemos realizado nuestras propias investigaciones al respecto”, agregó.

Por su parte, Carlos Morazán, portavoz de la fiscalía, dijo que los detectives tienen muchas evidencias contra Castillo Mejía. Afirmó que la audiencia será fijada para este mismo mes. “El Ministerio Público está dispuesto para llegar en este juicio hasta las últimas consecuencias para descubrir la verdad y que la conozca el pueblo”, agregó Morazán.

La familia de Cáceres expresó confianza en que avance el trabajo de la fiscalía en el caso de Castillo. En noviembre, una corte declaró culpables a siete personas por el asesinato de Cáceres, sin embargo, los familiares señalaron que la condena no era suficiente porque apuntó sólo a quienes ejecutaron el crimen, pero no a los autores intelectuales del mismo. Ahora el Ministerio Público ha puesto énfasis en ellos.