Esta tarde se hizo pública la denuncia de la periodista Marianela Gonzalez, que a través de un hilo en twitter, explicó como unas pocas familias se sienten en pleno derecho de ocupar el sector de la playa y de las dunas como estacionamientos, además de realizar competencias de carreras motorizadas pese a que estos lugares están protegidos por ley que prohíbe estas situaciones.

“Si el Lago Ranco tiene dueño, en la playa de Llico no hay ley. Cuando le dije a este hombre qu pensaba denunciarlo a un juez de policía local por ingresar a la playa con un vehículo motorizado, se rió en mi cara y dijo que los jueces no pierden el tiempo en tonteras. Tenía razón…”, empieza la denuncia que ha sido compartida por redes sociales.


La periodista denuncia que algunos veraneantes ABC1 del Lago Vichuquén llegan a la caleta de Llico para ocupar las playas y dunas del lugar como estacionamiento y de pista para vehículos motorizados. A pesar de la advertencia de la periodista, los veraneantes se niegan a cumplir con la normativa.

El realto continúa con la sopresa que tanto la Armada y carabineros de Chile se rehúsan a fiscalizar la flagrante violación a la ley del Ministerio de Defensa que prohíbe el ingreso y tránsito de vehículos motorizados en lagos y playas de Chile. “Conversé con Gastón Aravena, el jefe (de Carabineros”. Aseguró que un funcionario fue a la playa y encontró solo dos autos. Le mostré fotos de 15″, denuncia la periodista a través de twitter.

El mismo jefe de Carabineros revela la razón de porque no se fiscaliza el lugar. “Le pregunté por qué no se fiscalizaba o prohibía el ingreso. Dijo que instaló una cinta en la calle para detener a las camionetas que ingresaban con motos y que cuando los hacía parar, aceleraban “En esos tremendos vehículos cuándo los voy a pillar. Nos nos respetan”, señala uno de los tweets.

La periodista decidió llegar hasta el final de la historia y averiguar por qué no existen ni letreros ni fiscalización. Tras una denuncia donde pone en evidencia todos estos hechos flagrantes, la respuesta de la jueza subrogante del juzgado de policía local de Vichunquén, Angélica Caro, que la denuncia no es “ha lugar”, debido a la supuesta falta de antecedentes.


Lamentablemente la situación no queda ahí, ya que la periodista continuó investigando y corroboró que en estos lugares se realizan competencias de motocross con el permiso de la municipalidad y el del concejal Matías Fuenzalida(PPD), mismo concejal que fue investigado en Contraloría por falta de probidad en un caso de patentes de alcoholes.

Como si fuera poco, las y los vecinos de la zona denuncian que estas mismas familias, que tienen propiedades cercanas al Lago Vichuquén, realizaron obras para bloquear la desembocadura del Lago provocando que se inundaran las casas de otras familias que vieron como también debido a este bloqueo, las alcantarillas se desbordaron llenando de elementos fecales sus patios y las calles del sector.


Las y los vecinos denuncian también que han recibido amenazas de parte de estas familias, y que el presidente de la unión comunal de Vichuquén, Enrique Waugh, colocó una demanda en contra de los vecinos por haber intentado abrir un canal para no seguir inundados por el agua.

Esta situación, suamada a lo ocurrido en el Lago Ranco, pone en cuestionamiento el cómo diversas familias abusan de sus privilegios y posiciones de poder para realizar actividades fuera de la ley, dañando al medioambiente a ya las familias del sector y con complicidad de las autoridades municipales.