La Asociación Nacional de Funcionarios del Ministerio de Educación (Andime) cuestionó el rol de Marcela Cubillos en la administración de la cartera, reprochando los millonarios sueldos de sus asesores y el “despilfarro de recursos” que se estaría produciendo en el organismo.

Los trabajadores acusan que la política de austeridad del Ministerio de Hacienda no correría para Cubillos y “el escandaloso despilfarro de recursos en giras promocionales para el proyecto de ley denominado ‘Admisión justa’, o para la contratación de asesores con sueldos millonarios, dándoseles la calidad de ‘expertos’ pese a no tener experiencia en educación“.

Agregan que esto pasa a “llevar la trayectoria funcionaria de muchos reales expertos en educación que trabajan por años con grados y sueldos que no reflejan de manera justa su aporte al país”.

Andime también critica la ausencia de la ministra en el Congreso internacional Education World Forum 2019 en Londres -donde sería expositora-, y en su lugar enviar “una delegación de asesores, dos periodistas y el Jefe de Innovación, recién llegados al Ministerio“.

La organización también acusa “el desmantelamiento de la División de Educación General” -donde recientemente nombró a Raimundo Larraín-, que sería el “motor y razón de ser del Mineduc en la implementación de políticas y programas educativos para el desarrollo educacional de miles de niños niñas, jóvenes y adultos de nuestro país”.

Tenemos una ministra que de redes sociales sabe mucho, pero de Educación sin discriminación e inclusiva, nada“, indican sobre el discurso de “meritocracia” de Cubillos.

Sobre Admisión Justa, creen que lo único que hace es abrirle “las puertas a los sostenedores para que hagan uso y abuso de los recursos que todos los chilenos aportamos a la educación, y deja al Ministerio de Educación sin cumplir su rol fiscalizador de dichos recursos”.

Al presidente Sebastián Piñera le reprochan que llevan “un año perdido con las autoridades que iniciaron y que hoy son reemplazadas por otros ‘nuevos'”. “Realicemos un trabajo serio en educación por el bien del país“, solicitan.

“Los trabajadores del Ministerio de Educación somos responsables ante la sociedad de implementar políticas educacionales de acuerdo con las necesidades de todos y todas para el progreso del país. Ministra: ¡hagamos la pega!”, agregan.