Como una forma de traer al presente, desde la vitalidad del color, la memoria de algunos de los ejecutados políticos del campo de prisionaros de Pisagua, fue que los artistas Rodo y Gerardo Pinto digitalizaron, restauraron y colorearon un set de fotografías de Michel Nash, José Córdoba Croxato, José Valencia, Germán Palominos, William Millar, Freddy Taberna, Ernesto Salamanca, entre otros, material que impreso en gran tamano será expuesto a la comunidad entre el 11 y el 16 de febrero en la Casa de la Cultura de Iquique.

Acudiendo a familiares y amigos de estas personas fue que lograron digitalizar las imágenes reunidas, las que posteriormente colorearon, ofreciendo una nueva perspectiva de esos retratos, tradicionalmente conocidos en blanco y negro, además de adentrarse en otras facetas de estas personas.

La recolección de las imágenes fue parte del processo de trabajo de la investigación  y recopilación de historias para la obra de teatro “La flor, la bota y el número 73”, de los mismos artistas.

“Fuimos conociendo sus historias a través del relato de sus familiares, hasta que aparecieron las imágenes de fotografías  para completar la información y quitarnos la visión exclusivamente política que teníamos hasta el momento, apareciendo el hombre, el niño, el padre en su rasgo más humano”, explicó Rodo Pinto.

Como detalló Gerardo Pinto, este processo fue el que los llevó a “intentar contar y armar un relato desde la cotidianidad del momento en el que fue tomada la  fotografía, tratando además que escape del enfoque de sus asesinatos que fueron de carácter político en la mayoría de los casos, y dejar que el espectador reflexione  sobre lo que va a poder observar en cada cuadro”.

La exposición “Los ausentes cercanos” estará disponible entre el 11 al 16 de febrero en la Casa de la Cultura de Iquique, ubicada en Baquedano 789.