El alcalde de Recoleta Daniel Jadue (PC) entra a su oficina por una puerta lateral, saluda y se sienta en su escritorio que tiene vista al cerro San Cristóbal. Es una oficina amplia ubicada en el sexto piso del edificio municipal. Aquí tiene varias fotos junto a su hija, con Iván “Bam-Bam” Zamorano y Javier Zanetti, otra con la cantante Anita Tijoux y, al fondo de un librero, una junto al alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín (UDI).

-¿Qué relación tiene con Joaquín Lavín?

Por ahí la prensa ha hecho creer otras cosas, pero lo cierto es que no ha habido ningún trabajo en conjunto. Es más, no hay punto de encuentro si hablamos de las iniciativas que él ha implementado en ese municipio y los proyectos de Recoleta. En el caso de sus “farmacias populares”, en realidad, es un negocio que integra a las grandes cadenas farmacéuticas, no es un modelo replicable en ningún otro lado, es selectivo también. La diferencia es que yo no trabajo para el modelo, él sí.

Desde hace dos semanas, con la inauguración de la nueva librería popular “Recoletras”, el municipio encabezado por Jadue ha reinstalado el debate sobre el acceso al libro. La nueva iniciativa ha resultado ser un éxito y, según las cifras que entregan los encargados de la tienda, los primeros días se vendieron cerca de trece millones de pesos. En promedio, estiman, las personas se llevan entre tres y cinco títulos.

-¿Qué le parece la recepción de la gente?

Estamos muy contentos. Han sido días agitados y de mucho aprendizaje porque, al igual como nos pasó con las farmacias y con las ópticas, nunca las municipalidades habían incurrido en este tipo de acciones y, por lo tanto, son giros del municipio completamente nuevos, sobre todo cuando se mezcla con las expectativas sobre algo que no conoce en profundidad. La industria del libro no la conocíamos, teníamos algunas certezas, pero no un conocimiento cabal. El resultado nos sorprendió porque partimos con una cantidad de títulos por sobre la media de cualquier librería y se nos acabó casi todo en tres días. Esto derriba los mitos que existen de la ciudadanía con el libro porque la respuesta ha sido maravillosa.

-Han surgido algunas voces críticas, en particular de libreros que acusan competencia desleal o que se fractura parte del porcentaje que les correspondería a ellos del precio de venta final del libro…

Bueno, llama la atención, parece que vinieron a descubrir Recoleta ahora que pusimos la librería porque en 30 años nunca antes algún librero se quiso poner en Recoleta, por lo tanto, no sé de qué competencia desleal podrían hablar. Hay 294 comunas que no tienen ninguna librería. Yo creo que ellos están completamente equivocados y que están sesgados por una fuerza de la costumbre que los tiene empequeñecidos porque obviamente que, si una industria que abarca el 15 por ciento del territorio nacional quiere obtener una utilidad mayor, tienen que pensar que existe potencialmente un universo del 85 por ciento de clientes a los que no llega. Entonces, ese porcentaje les podría permitir sacar la misma utilidad esperada de una gran cantidad de textos a los que podrían bajarles el valor, tanto en los costos de producción como en los de intermediación, y de ahí en el precio de venta final. Si ellos no lo han entendido hasta ahora, espero que lo entiendan con el tiempo.

-¿Se han acercado otras editoriales interesadas?

Se nos ha acercado todo el mundo salvo dos editoriales y distribuidoras, Liberalia y Planeta, que dijeron que definitivamente no quieren estar. Incluso, les han mentido a algunos medios, al menos Planeta, diciendo que han estado en conversaciones con nosotros y eso no es así, no han llamado siquiera. Esto también tendría que llevar a que los autores piensen en qué editoriales quieren publicar sus trabajos, sabiendo que esta será una futura red de librerías populares en sectores donde nunca antes habían llegado.

-¿Cuál es la proyección de este proyecto? ¿Tendrá algún vínculo con la Universidad Abierta de Recoleta?

Sí, hay un vínculo. Todo esto está dentro de nuestra propuesta de hacer una fuerte inversión en cultura y democratizar el conocimiento. Ya hay cinco comunas que están evaluando la instalación ya sea de sucursales de “Recoletras” o de sus propios proyectos de librería popular. Cerro Navia está interesada en una sucursal, Macul, Los Vilos, San Felipe y Rauco que lo está evaluando. Creo que este es un proyecto que tiene mucha proyección y que podría entregarle a la industria del libro en un par de años, de unos cincuenta a cien puntos de venta completamente distintos o lejanos a los puntos de venta que existen hoy.

Aparte de eso, al alcalde Daniel Jadue comenta que en abril comenzarán las clases en la Universidad, en la que él mismo impartirá algunas cátedras, pero de la que también será alumno. “Me inscribí en un curso de debate”, comenta.

-¿Cree que el éxito de estas propuestas lo posiciona como un referente para el resto de los municipios?

La verdad es que no estamos por competir con nadie, pero creo que hemos abierto una nueva forma de entender los municipios. Creo que hemos puesto sobre la mesa el verdadero rol que pueden jugar los gobiernos locales en nuestro país. Aquí lo que hacemos es tomar los problemas que levantan los vecinos y convertirlas en propuestas novedosas, rompiendo mitos y rompiendo una matriz de gestión municipal que ha estado instalada por décadas en nuestro país. Pero como no pretendemos competir al día siguiente de sacar un proyecto nuevo lo ponemos a disposición del resto de las alcaldías por si lo quieren implementar. Lo que sí puedo decir es que esta experiencia les ha servido a otros alcaldes para despercudirse y pensar en que pueden innovar.

Foto: Felipe Carmona

“¿Piñera estará adelantando la compra de acciones en Venezuela?”

-Hace un tiempo el presidente del PC Guillermo Tellier dijo que buscarían competir con un candidato en las presidenciales de 2021. ¿Estaría disponible para las primarias?

Por ahora yo me concentro en los proyectos del municipio, en la reelección a alcalde, y esas discusiones se van a dar internamente en el partido. Yo voy a ser parte de esa discusión, pero no soy el indicado para anticiparla. Además, déjeme decirle una cosa bien cierta y tajante, me parece de una arrogancia brutal la cantidad de personas, hombres y mujeres, que andan ofreciéndose de candidatos presidenciales que yo personalmente no me reconozco así. No es uno quien decide, es la ciudadanía y los partidos.

-En algunas encuestas aparece con proyección presidencial… junto a otros alcaldes.

Créame que en las encuestas de este país les creo menos que al Presidente de la República. Y fíjese en la definición, porque al presidente le creo muy poco, diría que casi nada.

-¿Cómo ha sido la relación del PC con el Frente Amplio?

Es que el Frente Amplio es muy amplio, tiene actores que son más cercanos a la derecha y actores que se dicen de izquierda y con unos y otros a veces no compartimos lo que dicen y lo que hacen. Por lo tanto, es la relación que tenemos con todos los partidos que no están en el bloque de centro, derecha y extrema derecha. Hay actores del FA que también han puesto vetos al PC y eso es algo que deben resolver ellos.

-Y eso, ¿lo ve peligroso para la oposición?

Es que la lógica gobierno/oposición no es la lógica que pienso que pueda ordenar el país. Es más, siento que le hace un mal al país que esa sea la única lógica. Si este gobierno de verdad se presentara algo en favor de los trabajadores, si quisiera avanzar en un país más sustentable, si de verdad respetara el mérito creo que quizás podríamos trabajar con ellos, pero no es así. Y con el FA también se han dado algunos conflictos a la hora de conversar.

-Y cuando vemos que la Democracia Cristiana vota alineada con el gobierno, por ejemplo, en el proyecto de Aula Segura, ¿con qué sensación se queda?

Más allá de que voten a favor o en contra de lo que presenta el gobierno, lo que me da pena es que la DC vote en contra de todos los especialistas chilenos y extranjeros que vinieron a decirle a este gobierno que ese proyecto no tenía ninguna razón de ser. Ellos votan por reprimir la educación. Me quedo con la sensación de que la DC al igual que el gobierno está actuando guiado por el Big Data, que es la impresión que tiene el sentido común, que muchas veces es el menos común de los sentidos y que muchas veces va cambiando de posición en la medida en que cambian las encuestas. Se hizo una ley que marcó la agenda durante dos meses para un problema que viven el 0,01 por ciento de los colegios de un sector minoritario de las comunas de Chile. Esa es la agenda que le interesa a este gobierno y la DC se ha hecho parte de eso.

-Y la acusación constitucional al ministro Chadwick por su responsabilidad en la muerte de Camilo Catrillanca, se diluyó por la posición de la DC…

Es que la DC no está dispuesta a cobrarle a nadie del gobierno la responsabilidad política y es por un problema de consistencia lógica. Esto mismo ocurrió en el gobierno de Eduardo Frei Montalva, en la Masacre de Puerto Montt –ocurrida en 1969 donde mandaron a desalojar una ocupación y resultaron diez pobladores muertos–. Ahí no pidieron la salida de quien dio las órdenes, entonces el ministro del Interior Edmundo Pérez Zujovic. Ahí está la respuesta de por qué no van a cobrar responsabilidades y porque, a diferencia de lo que piensan sobre otros países, creen que reprimir y matar en Chile no constituye signos de una dictadura. Yo creo que ahí tienen una posición, y es algo ético y moral.

-¿Cree que el ministro debió renunciar en ese momento?

No soy quien para decir  lo que deberían hacer, lo único que puedo decir es que la derecha pidió la cabeza de Mahmud Aleuy, el subsecretario del Interior del gobierno anterior, en más de una oportunidad, entonces si fueran consistentes con lo que planteaban cuando eran oposición tendrían que haber renunciado al menos dos autoridades. Pero eso tienen que definirlo ellos.

Sobre su escritorio, el alcalde tiene El Mercurio. Explica que todos los días parte leyendo este diario porque es “necesario leer lo que dice la dominación mundial y cómo bajan las noticias”, luego lee otros medios independientes. “Me preocupo de eso”, dice.

-A propósito de eso y de la cobertura sobre Venezuela, hace unos días criticó a CNN, ¿qué diferencias tiene con el medio?

Tengo una diferencia valórica. Todavía no les pide disculpas a Irak por los 500 mil muertos de los cuales ellos son responsables por haber instalado en el mundo entero la mentira de que habían armas de destrucción masiva que nunca se encontraron. Me gustaría que CNN respondiera por eso y por qué nunca se ha hecho responsable de todas las dictaduras que han avalado con su medio de comunicación, que es una herramienta de dominación mundial. Nadie se hace responsable éticamente de los contenidos que promueven. Y en el caso de Venezuela han promovido un golpe.

-¿Qué le parece el discurso sobre los Derechos Humanos en Venezuela que ha salido a plantear el gobierno?

Aquí hay algo claro y es que Piñera se reunió con el presidente del país más condenado en el mundo por violación a los Derechos Humanos y fin de semana pasado salió el ministro de Hacienda diciendo que estaban viendo cómo aumentar el intercambio comercial con Arabia Saudita, que es una monarquía absoluta que todavía tiene a las mujeres totalmente sojuzgadas. Sin embargo, no han dicho absolutamente nada de lo que ha pasado en Honduras y en otros países de Latinoamérica donde mueren cientos de personas al día, pero nadie dice nada. Entonces, uno puede descartar rápidamente que su interés sean los derechos humanos y la democracia. Habrá que preguntarse cuál podría ser el interés de un empresario y de un accionista compulsivo por derrocar a un gobierno que tiene las mayores riquezas de petróleo y de oro en el mundo. ¿Estará adelantando la compra de acciones después de que se privatice todo eso? O ¿querrá salvarse del juicio que tiene por la utilización de información privilegiada en Estados Unidos?

Agenda feminista

-¿Cómo ha funcionado el reglamento sobre el acoso sexual callejero?

No hemos llegado a sancionar a nadie, pero creo que el cambio cultural ha sido notable porque se reconoce el tema. Hoy en día tenemos protocolos para evitar el acoso y el maltrato, por ejemplo, en los colegios, en la municipalidad. Recuerdo que cuando propusimos esta ordenanza también comenzaron a salir varias acusaciones de acoso.

-Se ha ido instalando el debate feminista entonces en estos espacios…

Sí y me parece muy bien que se dé esta discusión, pero creo que hay algo que no ha tenido el suficiente espacio que es valorizar el trabajo doméstico, que lo pueden hombres y mujeres, pero que mayoritariamente es un trabajo no reconocido de las mujeres, entonces hay que hacer que eso se pague. Podríamos hablar desde el sueldo mínimo, y de ahí cambiarían los valores socialmente aceptados por ese trabajo.

-Y, ¿por qué cree que no ha tenido suficiente espacio?

Porque es necesario salir de los sesgos de clase.

-En materia de género, ¿están estudiando alguna otra ordenanza?

Queremos implementar nuevas cosas, pero es algo que todavía estamos estudiando.