Un centenar de personas murieron este fin de semana en India tras beber alcohol adulterado. El hecho provocó un amplio operativo policial contra las botillerías clandestinas en la zona.

Desde el pasado viernes por la noche, las autoridades reportaron de un aumento masivo en los fallecimientos por esta causa: este lunes numerosas víctimas permanecían hospitalizadas en el sector ubicado entre los Estados de Uttar Pradesh y de Uttarakhand (norte), a unos 150 km al norte de la capital Nueva Delhi.

Los medios locales han fijado en 116  los muertos a raíz de esta situación desde el viernes, pero la cifra podría aumentar. Además, más de 300 personas sospechosas de mantener vínculos con el contrabando del alcohol fueron detenidas.

Shailendra Kumar, vocero de la policía del distrito de Saharanpur en Uttar Pradesh -donde fallecieron 59 personas- relató que “la mayoría de las muertes sucedieron durante el fin de semana y numerosas personas de los pueblos aledaños están siendo tratadas en los hospitales locales”.

Cada año, cientos de personas pobres mueren en India por el consumo de alcohol adulterado. El metanol, un alcohol muy tóxico que a veces es usado como anticongelante, es uno de los ingredientes que suelen añadir a la bebida, además de pesticidas y otras sustancias dañinas para la salud. De hecho, del total de 5 mil millones de litros de alcohol que se consumen cada año en el país, al menos cerca del 40% es de fabricación ilegal, según el International Spirits and Wine Association of India.

En diciembre de 2011, en el estado de Bengala, más de 130 personas fallecieron por beber alcohol ilegal junto a una estación ferroviaria.