Un reportaje publicado este lunes en El Dínamo, reveló que el presidente Sebastián Piñera tiene a su disposición más de 800 metros cuadrados de playa en el lago Caburga en la región de La Araucanía.

Durante su primer gobierno, el 19 de abril de 2011,  comenzó una tramitación para una solicitud de concesión marítima en el sector de Renahue, con el propósito de “dar apoyo náutico a una propiedad mediante la regularización y uso de mejoras fiscales consistentes en dos rampas, un hangar, una cancha de tenis, un muro, acceso a la playa, vereda, terraza, una losa (con quincho) y muros, con una vigencia de 10 años“.

La Capitanía de Puerto Villarrica fue una de las autoridades marítimas que generó dos informes técnicos que aprobaron la petición y que contó con la opinión de la gobernación marítima y la Dirección de Intereses Marítimos y Medio Ambiente acuático (Dirinmar), bajo la coordinación de Departamento de Asuntos Marítimos dependiente del ministerio de Defensa Nacional.

En el proceso, también se requirió del visto bueno de autoridades locales. Uno que dio su venia fue el entonces Seremi de Obras Públicas de La Araucanía, Ernst Rendel, quien incluso otorgó el permiso antes que Piñera realizara la solicitud oficial de concesión, el 26 de enero de 2011.

El espacio capturado por Piñera es de  879,61 m2 de playa, considerando 13 sectores en los que se incluye la cancha de tenis, el quincho y las diferentes construcciones instaladas entre las aguas mínimas y máximas. El mapa descriptivo sobre los límites de la propiedad del presidente fue ingresado al portal de concesiones marítimas el 16 de marzo de 2011, poco antes de oficializar la solicitud.

Cabe recordar que durante la semana pasada, el ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward, afirmó que no existen playas privadas,  luego del video publicado por las tres mujeres que fueron expulsadas del lago Ranco por el presidente de Gasco, Matías Pérez Cruz.

Revisa acá las reacciones que dejó la playa privada de Piñera: