Desde anoche que Lucía Hiriart, viuda del dictador Augusto Pinochet, se encuentra internada de urgencia en las dependencias del Hospital Militar por un cuadro de neumonía.

Esto, justo cuando el pasado miércoles 9 se conoció la noticia del fallecimiento de Sergio Arellano Stark, uno de los principales colaboradores del régimen militar y jefe de operaciones de la Caravana de la Muerte. En una entrevista a eldesconcierto.cl, a raíz de la muerte del general en retiro, la abogada Carmen Hertz manifestó: “Los represores y los genocidas están muriéndose de viejos, en la más absoluta impunidad”. Un día después, la viuda del dictador Augusto Pinochet es internada por un cuadro respiratorio derivado de una grave neumonía. ¿Caprichos del destino?.

En febrero de este año, Ciper destapó una red secreta de 186 filiales con distintos rut. Todos conducían a la Fundación CEMA, presidida por Lucía Hiriart desde hace 42 años, con propiedades del Estado adquiridas por la Fundación durante la dictadura, cultivando un millonario botín inmobiliario que no figura en ningún registro oficial. Hoy, 12 de esos rut siguen operativos, sumando propiedades avaluadas en más de 4 mil millones de pesos. Dinero que, en caso de fallecer Lucía Hiriart, no volverá a manos del Estado.

Pese a que se desconocen mayores antecedentes del estado de salud de la mujer de 93 años, usuarios de redes sociales han seguido paso a paso la hospitalización de Hiriart, cuya última aparición pública se dio en noviembre del año pasado con ocasión del natalicio número 100 de su ex marido, también acusado por malversación y estafa, cuando en mayo de 2015 la justicia determinó que Pinochet robó más de 6 millones de dólares al Estado chileno.