Con fecha 10 de junio 2014 ” Se ha dirigido a esta Contraloría General el ex Ministro de Economía, Fomento y Turismo, don Pablo Longueira Montes, solicitando la reconsideración del dictamen N° 1.326, de 2012, emitido por la Contraloría Regional de Magallanes y de la Antártica Chilena, que manifestó la improcedencia de que puedan desarrollarse proyectos de salmonicultura en el parque nacional que menciona. ” Longueira dejó su cargo de Ministro de Economía el 29 de abril del 2013.

http://www.contraloria.cl/LegisJuri/DictamenesGeneralesMunicipales.nsf/DetalleDictamen?OpenForm&numero=41121&ano=14

Un hombre de Estado – como nuestras élites lo acostumbran llamar en los medios de comunicación – jamás podría estar teñido de actuaciones que lo coloquen en contra del interés colectivo, como ocurre en este caso. Longueira recurrió ante la Contraloría no para defender el bien país puesto en jaque con las concesiones acuícolas otorgadas en Parques Nacionales – que nos pertenecen a todos los chilenos – sino para defender a los inversionistas multimillonarios dueños de la Salmonicultura y hacer valer lo que les había otorgado Subpesca a estos últimos en medio de actuaciones al margen de la ley. Lo que defendió Longueira corresponden a autorizaciones que se otorgaron en la Patagonia en los Parques Nacionales Bernardo O’Higgins y Alberto D’ Agostini por ex Subsecretarios de Pesca a sabiendas que la normativa legal se los impedía, ya que según los decretos de creación del Parque Nacional Bernardo O ?Higgins N°264 de 1969, N°135 de 1985, N°392 de 1989 y plano N°XII-1-300 TR indica que todas las aguas marinas interiores forman parte del citado Parque Nacional, además que Chile tiene firmado acuerdos internacionales que lo comprometen a no desarrollar actividades comerciales en los mismos, lo que ha sido validado por los pronunciamientos de la Contraloría General de la República, N°28757 del 26 de junio del 2007 y el N°1326 del 17 de mayo de 2012 de la Contraloría Regional de Magallanes y Antártica Chilena.

Hace poco a finales del 2015 en la ciudad de Punta Arenas,  Subpesca a cargo del Subsecretario Raúl Sunico, se reunió para imponer la aprobación de la relocalización de las anteriores concesiones marinas aunque lo que correspondería es su denuncia al Ministerio Público para que investigue si las concesiones acuícolas en Parques Nacionales fueron cursadas como resultado de la corrupción y/o el tráfico de influencias que rodea al ex ministro Longueira y antes a Subpesca ya que resulta inaceptable se pretenda justificar que las mismas corresponden a ” situaciones jurídicas consolidadas” un criterio de Contraloría al que han recurrido las actuales autoridades de esa institución para justificar su actuar, y que en este caso no aplicaría ya que éstas tienen su origen en la corrupción, en el abuso de poder y en actuaciones al margen de la ley.

También sería bueno para el país que el Ministerio Público investigue las actuaciones del ex ministro de economía Pablo Longueira y el ex ministro Félix de Vicente Mingo de los que dependía Subpesca, quienes manifestaron una especial preocupación apenas transcurridos un año de dejar sus cargos por defender a las empresas salmoneras, según da cuenta  una de sus presentaciones ante la Contraloría durante el año 2014 y que seguro no es la única.

El Sector Pesquero controlado por un puñado de Grupos Económicos le deben una gran cantidad de favores al ex Ministro Longueira y a su lugarteniente el Subsecretario de Pesca Pablo Galilea, de allí que no sería extraño que a cambio existiera la comisión de varios delitos, a título de ejemplo vale recordar los discursos del primero mientras se discutía la Ley 20560 – historia de la ley disponible en internet – quien reconoció ante Diputados y Senadores de la burla a la ley  que hacían de la mano de los grupos controladores del sector pesquero lo que se hacía en medio de la impunidad ya que la Contraloría a cargo del Sr. Ramiro Mendoza no le dio la gana aplicar el Dictamen N° 14.178 del año 2004 y de esta manera permitió que con la complicidad de funcionarios públicos se exterminaran dos tercios de la riqueza pesquera país.

En lo que respecta a Longueira queda claro que su comprensión del ” bien país ” no guarda relación alguna con la que entendemos la mayoría de los chilenos. http://www.lemondediplomatique.cl/Ley-Longueira-La-Corrupcion-ha.html

 

 


PYME Innovación - Miembro Comité Defensa Borde Costero Puerto Montt