Durante la jornada de hoy se realiza la segunda parte de la audiencia de caso Tsunami, a la que se esperaba que acudieran los familiares de las personas fallecidas del desastre natural ocurrido el 27 de febrero de 2020, fecha en la que las autoridades pertinentes no dieron aviso del maremoto.

“Víctimas lamentablemente no pudieron retornar para los efectos de esta audiencia […] Ayer llegaron a las cuatro de la mañana sin desayuno y no tuvieron alimentación durante todo el día”, alegó el abogado de los afectados, pidiendo que se rindieran los gastos de la unidad.

Ayer ya se habían escuchado más de 30 testimonios que daban cuenta del rechazo de las familias a la suspensión condicional del procedimiento dirigido en contra de la ex autoridades involucradas en la fallida alerta.

Pero no todas las víctimas pueden acudir a declarar por el caso. Una gran parte de las familias oriundas de Constitución no llegaron al Centro de Justicia porque no cuentan con los recursos necesarios para pagar comida durante la estadía ni un hospedaje. “No tenían plata”, resumió una de las familiares consultada por radio Bío Bío.

Por la situación responsabilizan a la Unidad de Atención a Víctimas de la Fiscalía, que no habría operado como corresponde. “Se suponía que venían acá, que les iban a dar almuerzo, que se iban a preocupar de eso pero no se preocuparon de nada”, añade la entrevistada.

Según el mismo medio, el abogado Raúl Meza explicó a la jueza Carolina Gajardo que muchas “víctimas lamentablemente no pudieron retornar para los efectos de esta audiencia […] Ayer llegaron a las cuatro de la mañana sin desayuno y no tuvieron alimentación durante todo el día. Entendemos que hay una unidad de Víctimas y Testigos de parte del Ministerio Público y, por tanto, queremos que se de cuenta por parte del Ministerio Público cuáles son los recursos que puso a disposición de estas víctimas”.

Dada esta situación se solicitó suspender la audiencia, solicitud que fue rechazada por la jueza.