Bernardo Pardo, director regional del Servicio Nacional de la Pesca (Sernapesca), confirmó que al menos 20 toneladas de sardinas vararon la costa la región de la Araucanía.

Según pardo, se debe a fenómenos naturales, y se suma a la que ocurrió en abril en el sector de Queule y a la situación que afecta los pescadores artesanales por la marea roja en la Región de Los Lagos.

La oceanógrafa Susannah Buchan dijo a EFE que “lo que ocurrió con las sardinas se asocia a la llamada surgencia. Es un evento natural que se produce cuando las masas de agua con muy bajo oxígeno suben desde la profundidad del océano a la superficie y mata a los peces”.