Opinión

Para un programa de transición: Los desafíos del socialismo hoy

Por: Ernesto Benado / Publicado: 12.03.2017
No es objeto de esta nota hacer un análisis exhaustivo de lo que se propone en el marco teórico de los pensadores marxistas, sino limitarnos a citar y analizar a uno de los más destacados economistas marxistas quien conserva vigencia y originalidad actualmente. Me refiero a Richard Wolff de origen alemán radicado en Estados Unidos.

El Programa de Transición es el conjunto de medidas impulsada por los socialistas en el largo período en que una nueva sociedad se gesta dentro del capitalismo.

Tal vez el primer programa de este tipo fue el iniciado por Lenin en 1921,  llamado (NEP) Nueva Política Económica que rigió durante 6 años hasta 192cuando fue reemplazado por el Primer Plan Quinquenal , ya bajo  José Stalin . La NEP permitió el desarrollo de las empresas e iniciativas privadas para recuperar  la economía devastada por la guerra civil. Reemplazó a la llamada economía de guerra implantada por los bolcheviques y basada en los impuestos en especie, principalmente para incautarse de parte de los productos del campo.

¿Qué habría ocurrido con la URSS si la NEP , en lugar de haber sido suprimida , se hubiera mantenido permitiendo  las empresas privadas y el Estado soviético  hubiera mantenido la propiedad y el control  solamente de la Banca ,de las más grandes empresas para el desarrollo de la industria pesada, los combustibles y la defensa? Aventurar una respuesta sería sólo materia de ciencia ficción. Mal que mal esa alternativa es lo que ha permitido,60 años más tarde, la industrialización y el desarrollo capitalista en China, en la que el estado aún mantiene el férreo control del desarrollo económico y político. Fue Deng Xiaoping el que por primera vez declaró: “No importa el color del gato, con tal que cace ratones.”

Que las alternativas al llamado capitalismo de estado son todavía materia de discusión y ensayos, se comprueban por la todavía vigencia del experimento fracasado en la Yugoslavia de Tito quien trató de innovar dividiendo las empresas y su administración entre  empresas de propiedad regional , empresas estatales y empresas auto administradas, con propiedad tripartita. Ese experimento fracasó por  causas ajenas  al sistema participativo propuesto, más bien por los conflictos no solucionados de los nacionalismos y religiones. No está en claro todavía si  en la República Socialista de Vietnam, se ensaya un proceso  nuevo e innovador o son variantes del modelo chino.

Las experiencias acumuladas desde el inicio de la Revolución Rusa y sus 100 años de involución hasta su etapa actual han sido materia de mucha discusión y análisis en los países de Europa , Estados Unidos y los llamados países emergentes . No es  objeto de esta nota hacer un análisis exhaustivo de  lo que se propone en el marco teórico  de los pensadores marxistas , sino limitarnos a citar y analizar a  uno de los más destacados  economistas marxistas  quien conserva vigencia y originalidad  actualmente. Me refiero a Richard Wolff de origen alemán radicado en Estados Unidos.

Es un profesor en la Universidad de Massachusetts (Amherst), su último libro se llama  Democracia en Acción: Una cura para el capitalismo, del cual extraeremos lo principal de sus propuestas. Si se busca en su sitio web: se podrá comprobar que además de sus libros Wolff mantiene una permanente serie de clases y seminarios públicos en los que comenta los acontecimientos políticos y económicos manteniendo un diálogo e interacción con los asistentes. ¡Buena iniciativa para nuestros políticos y economistas, que en general evitan interactuar con el mundo plebeyo en un pie de igualdad!

En el libro mencionado, propone (págs… 12 y 13 versión  en inglés):

“Entre las principales decisiones sociales que se deberán tomar, están las siguientes:

1.-Cual será  la mejor proporción o mezcla entre la propiedad social  y la propiedad privada de los medios de producción

2.-Cual será  la mejor proporción  entre mercados y  planificación elegida como medio de distribuir los recursos y productos.

3.-Cual será la proporción o mezcla que deba existir entre democracia representativa y democracia directa para la toma de decisiones tanto en los lugares de trabajo como en las comunidades de residencia. El funcionamiento democrático en ambos lugares sociales debe hacerse y decidirse en un proceso continuo de ajuste en forma colaborativa.”

En la etapa económica social que Wolff propone  resulta evidente que se trata de una sociedad con propiedad privada y propiedad  social y/o mixta. No se refiere todavía al rol del estado y su participación en el ordenamiento y orientación de la sociedad

Más adelante dice:

“A diferencia de las tradicionales formas estatales de socialismo y comunismo, no será más suficiente solo nacionalizar la propiedad productiva y reemplazar los mercados por planificación centralizada. El elemento  adicional y crucial – y por lo tanto transformador-será la reorganización de los lugares de trabajo en las empresas para eliminar la explotación. Estableciendo WSDEs = Empresas auto gestionadas de trabajadores que posicionarán a los trabajadores estructuralmente como dueños y distribuidores de cualquier excedente o plusvalía  que ellos generen”.

“Los ingresos y funcionamiento del estado serían así dependientes de la recepción y distribución de los excedentes de las empresas auto gestionadas. El desbalance de poder entre los Estados y las poblaciones ciudadanas  que afectó el último siglo de ensayos de socialismo y comunismo sería así estructuralmente superado. En esta forma podríamos establecer la base material de la desaparición del estado que la mayoría de los marxistas ha proyectado.”

Si Wolff visualiza un período de transición que conduzca a esa segunda etapa es hasta aquí materia de incertidumbre ya que no precisa ni las características ni el programa que esa etapa podría tener.

En Chile cuando durante el gobierno de Allende y la Unidad Popular, se inició esa transición en democracia y tratando de implantar las mejores proporciones entre las tres ecuaciones que Wolff plantea en su análisis. Se demostró que en un país atrasado, como lo era Chile en los 70, entre los trabajadores predominan las tendencias economicistas y de corto plazo . No fueron la causa principal del Golpe militar que interrumpió el proceso democrático, pero fue una de los factores que agudizaron  los conflictos.

La gran tarea de los socialistas en Chile, en este momento es proponer un programa de transición que permita ampliar la democracia, disminuir las desigualdades y preparar la etapa de la autogestión en las empresas.

Ernesto Benado
Contenido relacionado

Un libre y soberano acuerdo

Tres lecciones del estallido social y la esperanza de una profundización democrática real

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

El Estado contra las personas

Violencia, la mala educación de las Fuerzas de Orden y Seguridad del Estado de Chile

El Segundo Tiempo de la Excepción