Luego de dos meses paralizada, hoy se realizaría la aplazada audiencia preparatoria de juicio en el caso Luchsinger Mackay, donde once personas acusadas de incendio bajo Ley Antiterrorista permanecen hace un año imputadas. Sin embargo, y pese a que su fecha original era el pasado lunes 27, la audiencia sólo alcanzó a extenderse por una hora y media para volverse a aplazar, esta vez por un lapso de diez días. El motivo es que la Fiscalía reconoció no tener una prueba clave.

Se trata de una declaración policial realizada el día de los hechos, el 4 de enero de 2013, que se contrapone a lo dicho por el testigo e imputado José Peralino Huinca, cuyo testimonio inicial inculpó a los otros diez procesados en la causa. Esto ya que la declaración, correspondiente a uno de los policías que detuvo a Celestino Córdova en la cercanía del fundo Granja Lumahue la noche en que murieron Werner Luchsinger y Vivianne Mackay, señalaba que se había avistado una sola camioneta blanca -Peralino declaró tres- y que esto fue informado vía Central de Comunicaciones de Carabineros (Cenco).

Según arguyó Fiscalía, la pérdida de esta prueba se debe a un “formateo” de los computadores en las dependencias policiales. Pese a que los abogados defensores solicitaron el sobreseimiento temporal de la causa, el Juzgado de Garantía le otorgó diez días de plazo al Ministerio Público para ubicar y presentar la citada prueba.

“Como defensa nos parece de una gravedad absoluta que a un año de formalizados nuestros representados y en prisión preventiva se nos argumente que una prueba clave en el caso se habría perdido por el supuesto formateo de computadores”, señaló la defensora de José Tralcal, Karina Riquelme.

La abogada apuntó a que, legalmente, la Fiscalía tiene la obligación de resguardar los medios de prueba y criticó que las consecuencias que pudiera tener esta pérdida “afectan tanto a las víctimas como a los imputados, pues la persecución del delito se ve afectada pero también la posibilidad de defenderse adecuadamente”, añadiendo que como defensores evaluarán la persecución criminal de esto.