La organización Animal Libre y el concejal Carlos Arellano iniciaron una recolección de firmas para prohibir el rodeo en la capital de esta práctica, Rancagua. La meta es conseguir suficientes como para poder convocar a una consulta ciudadana. Las últimas encuestas Cadem y Adimark que consultaron sobre el rodeo mostraron que su apoyo en la ciudadanía ha bajado y los grupos animalistas de Rancagua buscan aprovechar el momento.

“Quienes se mueven alrededor de esta práctica es gente de otras comunas y creo que perfectamente podemos darle vida a la medialuna regresándola a la comunidad, con espectáculos de calidad y sin necesidad de tortura a los animales”, aseguró Arellano en un comunicado de prensa.

“Hemos registrado la violencia explicita del rodeo en el Champion de Rancagua, apreciándose los golpes normalizados que se les dan al novillo para obligarlos a participar, que van desde bofetadas, descargas eléctricas, patadas como tirones y hasta torceduras de su cola”, señala Mauricio Serrano, fundador de Animal Libre.