Trenzando es un proyecto que está por finalizar su construcción y que prenderá sus motores en enero de 2018. Ha tomado tiempo, pues desde que ganó un Fondart en 2015, ha tenido que armar una estructura no menor: containers que serán la cola de un tren de carga que recorrerá los más de 6.700 kilómetros de vías férreas en desuso que hay entre la Región de Valparaíso y Puerto Montt. ¿Qué hay de arte, ciencia y tecnología en esto?

Las colas de la Nave Trenzando no son containers de carga industrial, si no que un centro cultural móvil. Tampoco es asimilable a un circo con una sola obra itinerante. El tren, en alianza con EFE y Fepasa, además de reactivar el patrimonio ferroviario de Chile, cuenta con dos salas expositivas, cocina, oficinas y espacios equipados para residencias. Esta nave será transportada por la locomotora del tren de carga y depositada en las líneas de descanso de las estaciones de tren del centro y sur del país, para abrirse a generar intercambio y relevar los saberes locales. Cada actividad -proyección de cine, taller, seminarios de educación artística para alumnos y profesores y residencias-, será pensado para cada estación donde se detendrán- 170 en total-, de las cuales ya han recorrido en auto, a modo de catastro, la mitad:

En cada estación, y en cada container, diversos agentes culturales y científicos trabajarán con las respectivas comunidades intercambiar conocimientos y diseñar proyectos en conjunto. El resultado de estas experiencias colaborativas locales serán además insumos para generar una “cartografía Trenzando”, que estará disponible en su sitio web e incluirá material escrito, audiovisual, estadístico, fotográfico, y más.

Aquí puedes ver un video de presentación del proyecto cultural y ferroviario:

Presentación Trenzando from TRENZANDO on Vimeo.