La Dirección Regional del Trabajo Metropolitana Oriente rechazó la solicitud de servicios mínimos realizada por el canal de televisión Mega, ad portas de la negociación colectiva con el sindicato de trabajadores.

Los servicios mínimos fueron instaurados con la puesta en vigencia de la reforma laboral y contemplan causales de utilidad pública para permitir que ciertas labores de las empresas continúen en funcionamiento mientras se desarrolla una huelga de los trabajadores.

“Consideramos que los canales de televisión de ninguna forma podrían ser considerados como una empresa de utilidad pública y, por ende, no deberían tener servicios mínimos. Estamos muy contentos con la resolución, porque se escucharon nuestros planteamientos”, aseguró el presidente del sindicato Mega, Christian Torres.