La organización Comunal No+AFP de Paine denunció que se realizó un mural sobre esta demanda social a un costado de la Corporación Juvenil de la comuna -también miembros de la organización- durante el mes de febrero. Pese a que en la actividad participaron vecinos y vecinas, la obra fue borrada.

En abril decidieron insistir y realizarlo por segunda vez en el mismo lugar. Sin embargo, durante la mañana del 26 del mismo mes, “nos informan que nuevamente lo borraron. Esta vez tuvimos certeza que la autoría recaía en la Municipalidad de Paine, puesto que en el concejo municipal de ese día, el Alcalde Diego Vergara (RN) lo admitía frente a compañeros/as del Comité por la Defensa de Paine, cuando lo encararon sobre este hecho”, consignaron a través de una declaración.

Además, Vergara asumió haber borrado la obra colectiva de los vecinos en dos ocasiones, advirtiendo que lo hará “cien veces si es necesario”.

Su argumento apuntó a que “nuestro mural atenta contra el Mosaico por la Memoria que está al lado, en conmemoración de los 70 detenidos desaparecidos de la comuna. Fuimos al Memorial y les consultamos si efectivamente ellos veían en nuestra acción artística un atentado contra su trabajo – en el cual de hecho participamos muchos/as de quienes conformamos el Comunal- a lo que ellos respondieron que en ningún momento les ha incomodado que hagamos nuestro mural en ese lugar”.

Con la respuesta de parte del Memorial, las y los vecinos volvieron a insistir y nuevamente realizando un nuevo mural. Esta vez, convocando al cacerolazo del pasado lunes 24 de Julio, fecha en que se convocó a Protesta Nacional por parte de la Coordinadora No+AFP. Fue realizado el sábado 22 de julio y durante el martes del mismo mes ya había sido borrado.

“Repudiamos tajantemente este hecho de censura arbitraria y que responde a un alcalde de derecha que piensa que todas y todos debemos actuar según su pensamiento, ya que él ha manifestado públicamente estar a favor de las AFP y sus pensiones de miseria para nuestro pueblo”, argumentaron.

A juicio de la organización comunal, es una “falta de respeto total a un trabajo comunitario y a la organización de las y los trabajadores por pensiones dignas, expresado en estas tres ocasiones mediante un ejercicio histórico, como lo es el muralismo”.

Por último, sentenciaron que seguirán denunciando estas situaciones y organizándose con más ganas, “porque nuestra comuna tiene memoria y no volverá a callarse ante un grupo minoritario que cree que puede dirigir nuestras vidas bajo la miseria”.