Un nuevo episodio se añade a la trama del proyecto de Walmart Chile, Centro de Distribución El Peñón, que la multinacional quiere construir en la comuna de San Bernardo.

Según informa La Tercera, el 2° Juzgado de Policía Local de dicha comuna dictaminó, el 21 de julio pasado, que la compañía estadounidense necesita permisos de urbanización de la Dirección de Obras de la Municipalidad (DOM) para iniciar las obras de un camino de acceso provisorio.

Pese a que Walmart comenzó las obras en la zona en enero de este año, en marzo, la DOM presentó un recurso ante el juzgado, en el que señalaba que la compañía requería de los permisos municipales para iniciar los trabajos. Walmart rebatió argumentando que, según su interpretación de la ley, sólo bastan los permisos del inspector fiscal del Ministerio de Obras Públicas y de la Dirección de Vialidad, excluyendo a la Dom.

Ahora los tribunales se pronunciaron dando la razón a la Dom y ratifica la necesidad de los permisos de urbanización. “En razón de lo expuesto en los considerados precedentes, es posible determinar que el artículo 116 de la Ley General de Urbanismo y Construcciones y especialmente de la propia conducta de la denunciada, esta debía contar con un permiso de edificación obtenido en forma previa, al inicio de las obras para el acceso al proyecto en cuestión, lo que no acreditó poseer, por lo que será condenada”, señala el fallo.

El juzgado condenó a Walmart a pagar 100 UTM, equivalente a $4,6 millones. Sin embargo, Walmart aún tiene la opción de apelar para revocar la sentencia.

Mientras la compañía señaló que, tras el resultado del pronunciamiento legal, seguirán utilizando las herramientas que el ordenamiento legal vigente les faculta, desde la Municipalidad de San Bernardo, interpretaron el fallo como “una victoria para los vecinos”.