Luego de que el Tribunal Constitucional diera a conocer íntegramente el fallo donde establece que la objeción de conciencia podrá extenderse a las instituciones y no solo al equipo médico, como proponía inicialmente el proyecto de aborto en tres causales, el rector de la Pontificia Universidad Católica salió a entregar sus observaciones al respecto.

Ignacio Sánchez recalcó durante toda la discusión parlamentaria acerca de la iniciativa que en la Red de Salud UC no se practicarían abortos y durante esta mañana endureció aún más su postura, basándose en lo sostenido por el fallo.

En conversación con Emol TV, la autoridad señaló que los docentes que se desempeñen en otras instituciones de salud estarán obligados a invocar la objeción de conciencia para no realizar abortos, si están trabajando en representación de la PUC.

“Las personas hoy día en nuestra universidad tienen un contrato de dedicación exclusiva, es cierto que nosotros tenemos profesionales y profesores en el sistema de salud y ellos podrán objetarse en conciencia en esos sistema de salud“, argumentó Sánchez.

Además, advirtió que “si no lo hacen y representan a la universidad haciendo docencia, entonces claro, habrá que conversar con ellos”.

El rector de la PUC manifestó que solo en los casos en que los profesionales tienen otro tipo de contrato con otros centros asistenciales y no hacen docencia en la universidad ni tampoco la representan, va a ser una opción personal.

“Va a ser un tema que ellos tendrán que ver en su propia conciencia personal cómo desdoblan eso, pero lo importante es la representatividad que ellos tienen o no de nuestra institución”, sentenció.