La Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) aprobó este miércoles el ingreso de Palestina en el organismo.

La votación, que se realizó durante la 86ª Asamblea General que la agencia internacional lleva a cabo estos días en Pekín, contó con el apoyo de 75 países miembros, 24 votos en contra y la abstención de otros 34 países.

Entre los principales opositores estuvo Israel y Estados Unidos que, desde un primer momento, rechazaron el ingreso de Palestina, que otorga a sus agentes el mismo reconocimiento en la organización que el de la Policía israelí.

EEUU trató de paralizar el proceso hasta el último momento. Este martes Washington presentó una moción para paralizar el proceso de admisión, que finalmente no fue aprobada por el resto de países miembros.

Palestina ya intentó ingresar en la Interpol durante la pasada Asamblea General de Bali (Indonesia), cuando la votación sobre su admisión fue suspendida. Entonces, el Ministerio de Asuntos Exteriores y la Policía israelí se mostraron satisfechos con la decisión, que consideraron un “logro y triunfo de la diplomacia israelí”.

El ingreso de Palestina a la Interpol formaba parte de su estrategia para lograr más econocimiento internacional ante el estancamiento del proceso de paz con Israel y la falta de perspectiva de un acuerdo entre ambas partes.

En 2012 Palestina logró ser admitida como “estado observador” en la ONU y en 2011 también fue admitida como miembro por la Unesco. Su última incorporación fue en 2015 en la Corte Penal Internacional.

Con la entrada de Palestina e Islas Salomón, la organización queda integrada por un total de 192 miembros.