La Corte de Apelaciones de Temuco rechazó por dos votos contra uno la apelación presentada por el Gobierno para que los cuatro comuneros mapuche que estuvieron en huelga de hambre esperen su juicio en libertad. Todos fueron formalizados por el incendio de una iglesia evangélica en la que había personas, en la comuna de Padre de Las Casas.

La solicitud fue realizada por los abogados defensores Pamela Necucheo y Pablo Alday, además de la presentación realizada por el abogado querellante del Gobierno, Pablo Cantó. De esta manera, Alfredo Tralcal, Benito, Pablo Trangol y Ariel Trangol deberán permanecer detenidos pese a que el Gobierno desestimó la querella por Ley Antiterrorista.

El tribunal se inclinó por los argumentos del fiscal Luis Torres, quien señaló que los imputados continúan siendo un peligro para la sociedad, ya que no existen nuevos antecedentes al respecto. Además, el Ministerio Público determinó que los comuneros representan un peligro para algunos testigos protegidos, pese a que el Tribunal de Garantía de Temuco ordenó entregar sus identidades.

“Lo relevante es que la Corte dio por acreditada la existencia del delito y los antecedentes de participación. Hubo un voto disidente respecto de la necesidad de cautela solamente, pero no se cuestiona el hecho, ni tampoco la participación de los imputados”, destacó Torres, tras la resolución.

La audiencia estuvo marcada por el trabajo en conjunto del abogado querellante por la intendencia de La Araucanía. Pablo Cantó, junto a los abogados defensores. Los cuatro comuneros sumaron una huelga de hambre de más de cien días debido a las extensas medidas cautelares que han recibido, exigiendo su derecho a un juicio justo. Todos se encuentran en prisión preventiva desde junio de 2016.