Durante este lunes fue anunciada una buena noticia para el océano chileno: el Comité de Ministros para la sustentabilidad aprobó la creación del parque marino en Juan Fernández y Cabo de Hornos, un proyecto que fue anunciado por la presidenta Michelle Bachelet durante su última cuenta pública.

Ambos parques sumarán en total más de 420 mil kilómetros cuadrados protegidos alrededor de las islas, lo que los transformará en el más grande de América. Esto conllevará el cierre definitivo de estas aguas para la explotación de la pesca industrial.

El objetivo es conservar las especies de flora y fauna que habitan en la zona, resguardando la biodiversidad marítima. Aunque en un comienzo se consideraban 20 mil kilómetros cuadrados más de protección, finalmente se redujeron tras conversaciones con los pescadores artesanales de la zona.

El ministro de Medio Ambiente, Marcelo Mena, celebró la medida en su cuenta de Twitter, argumentando que “con creación de parques marinos en Juan Fernández y Cabo de Hornos Chile suma hoy más de 420.000km2 de nuevos parques marinos, sumando más de 1.3 millones de km2 de conservación en este gobierno. Cifra que nos pone en la delantera de conservación en el mundo”.