Política

Gana Libertad y Desarrollo y pierde la CEP: Los ministros que vienen de los principales centros de estudios de la derecha

Por: El Desconcierto / Publicado: 23.01.2018
Siete de los integrantes del nuevo gabinete de Sebastián Piñera pertenecen a los principales centros de pensamiento del sector, entre los que también se encuentra la Fundación para el Progreso, liderada por Axel Kaiser y financiada por el empresario Nicolás Ibáñez.

A diferencia del primer mandato de Sebastián Piñera, cuando el lema fue “El gobierno de los mejores” y en su gabinete –el que anunció al comienzo de la administración– se destacó la alta presencia personajes con perfil técnico, en esta ocasión, el mandatario dio un giro para combinar lo anterior con figuras que tuvieran además trayectoria política.

De este modo, una parte importante del nuevo equipo de ministros proviene de centros de estudios o think tank ligados a la derecha, y dentro de ellos, el que tiene la delantera es Libertad y Desarrollo, centro liderado por el economista Luis Larraín y que logró introducir a cinco de sus integrantes en la administración Piñera. Tres de ellos son miembros del Consejo Asesor de la organización: se trata de Marcela Cubillos, quien liderará la cartera de Medio Ambiente; Juan Andrés Fontaine, a cargo de Obras Públicas, y Alfredo Moreno, en Desarrollo Social.

También vienen de la misma institución  el futuro ministro de Economía, Jose Ramón Valente, quien se desempeña como su Consejero de Políticas Públicas, mientras que la futura líder de Energía, Susana Jiménez, es su subdirectora.

En tanto, la Fundación Para el Progreso, entidad de corte liberal liderada por Axel Kaiser y financiada por el empresario Nicolás Ibáñez, tiene a dos de sus miembros en el equipo: Gerardo Varela, el abogado que a pocas de ser anunciado para la cartera de Educación ya ha generado revuelo debido a sus polémicos dichos que apoyan a la educación como un bien de mercado. También forma parte del equipo el escritor y ex ministro de Cultura, Roberto Ampuero –quien es recordado en redes sociales por difundir un falso tweet de Nicolás Maduro apoyando a Alejandro Guillier–, quien esta vez asumirá la Cancillería.

El gran perdedor en esta ocasión es el Centro de Estudios Públicos (CEP), organismo que entre los integrantes de su consejo directivo cuenta con miembros de importantes clanes como Roberto Angelini, Salvador Said, Juan Claro, Jean Paul Luksic, Luis Enrique Yarur, Richard von Appen y el renunciado Eliodoro Matte.

El centro no goza de muy buena reputación por estos días, luego de que sus reconocidas encuestas fallaran de forma escandalosa con respecto a los resultados de las pasadas elecciones –incluso Beatriz Sánchez los tildó de “falso oráculo” y les exigió explicaciones–, y en el anuncio del gabinete de Piñera, ninguno de sus integrantes fue convocado y quedaron con saldo cero.

Contenido Relacionado

Piñera anuncia reintegración de policías retirados y llama a tres grandes acuerdos: “Paz, justicia y Constitución”

Oposición logra acuerdo unitario y emplaza al gobierno a realizar Asamblea Constituyente y plebiscito

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Fundación para el Progreso: El Kidzania del neoliberalismo chileno

El liberalismo sin mañana

Racismo Económico: el CEP y su noción de “migración”