El Senado de Canadá aprobó una versión sin género de su himno nacional “Oh, Canadá” y reescribirá uno de los párrafos donde se refiere a los “hijos”, reemplazándolo por la forma neutral de “nosotros”.

La reforma del himno fue aprobada en una votación durante la noche del pasado miércoles, aunque contó con el rechazo y oposición de los senadores del Partido Conservador.

La medida no apareció ahora, sino que suma más de 12 intentos por modificar el himno nacional canadiense -oficial desde 1980- con el objetivo de hacerlo más inclusivo, al sustituir la palabra “hijos” de la nación por un concepto que también contemplara a las mujeres. Hasta ahora, las propuestas de reforma no había contado con el apoyo necesario en la Cámara Baja y el Senado del Parlamento.

Pese a que la iniciativa fue apoyada por una mayoría, el Partido Conservador argumentó que nunca se le consultó a la población acerca de estos cambios y se opuso a la reforma. Además, argumentaron que el nuevo himno había sido definido “por un par de senadores”.

El Partido Conservador se opuso a la reforma del himno por considerar que el cambio no había sido consultado con la población canadiense y que el nuevo himno ha sido decidido “por un par de senadores”.

Mientras la versión anterior contemplaba la frase “infunde verdadero amor patrio en todos tus hijos”, ahora fue sustituida por “infunde verdadero amor patrio en todos nosotros”. 

La nueva versión del himno será oficial cuando la gobernadora general de Canadá, la reina Isabel II de Inglaterra, firme la ley que modificó su letra.

Al respecto, el defensor de la propuesta en la cámara alta, Frances Lankin, señaló sentirse feliz con la aprobación del cambio y destacó que tomó más de tres décadas lograrlo. “Puede ser pequeño, son dos palabras, pero es enorme”, sostuvo, agregando que “podemos ahora cantarlo con orgullo, sabaiendo que la ley nos apoyará en cuanto al lenguaje. Estoy orgulloso de ser parte del grupo que lo ha hecho posible”.