Cultura

A 34 años de su muerte, Michel Foucault está de regreso con el IV tomo de su clásico “Historia de la Sexualidad”

Por: Belén Roca Urrutia / Publicado: 14.02.2018
fuco3 /
La editorial francesa Gallimard reúne un primer borrador y otros textos del autor bajo el título "Confesiones de la carne", que aborda cómo se vivía el amor y el sexo durante los primeros años del cristianismo, derribando el mito de la supuesta vida puritana de éstos, en oposición a la libertad sexual pagana. El polémico libro póstumo fue publicado contra la voluntad del autor.

Como a Roberto Bolaño y David Foster Wallace, su trabajo es publicado de manera póstuma pese a que el intelectual francés especificó en su testamento que no quería que esto sucediera. Según el investigador John Forrester, habría dicho “no me hagan algo como lo de Max Brod a Franz Kafka”, refiriéndose al amigo del autor de “La metamorfosis” que, sin respetar su última voluntad, no quemó sus manuscritos. Por el contrario, Brod fue el gestor de la publicación de “El castillo”, “El proceso” y otras obras del escritor checo.

De acuerdo a la información entregada por la editorial, el volumen se hace cargo de las doctrinas del cristianismo entre los siglos XI y XIV, profundizando en la creencia de Foucault en que la mayoría de sus reglas se basan en las reglas de auto-disciplinamiento practicadas por los filósofos griegos y romanos de la antigüedad. Su editor, Frédéric Gros, cuenta en la introducción al libro que éste está compuesto por un borrador escrito a mano por el autor y una transcripción a máquina de escribir del mismo trabajo. En un diario francés, Gros declaró que “Llegó el momento para este importante y original texto”, de la mano del auge del movimiento #MeToo contra el acoso sexual.

El libro, según el profesor de la Universidad de Warwick, Stuart Elden, consta de tres partes: la primera discute cómo la antigua noción de afrodisia placer, en términos modernos fue reemplazada por el concepto cristiano de la carne; la segunda y tercera partes refieren a la virginidad y el matrimonio, en relación con las figuras del monje y el hombre casado y la importancia de éstas para los padres fundadores de la iglesia. Elden comenta que “en muchas maneras, este volumen es la clave de toda la serie de la Historia de la Sexualidad”, aun cuando su estilo narrativo es más austero, “carente de las vueltas retóricas que caracterizan el resto del corpus del autor”.

“Si él quiso que fuese publicado o no, es algo que da lo mismo a estas alturas”, cuenta Nicolás Fuster, Dr. en Ciencias Sociales e investigador en temas de historia y filosofía política. “El tema acá es que hay una relación entre el fetiche y la economía del muerto. Me parece que los motivos detrás de este gesto son más de plata que de un interés real de difundir su obra”. Señala también que “Foucault era obsesivo con su escritura. Volvía una y otra vez sobre sus textos hasta quedar tranquilo con el resultado final. Este es un borrador y, por lo tanto, no es parte de ese trabajo cuidado y meticuloso que estaba dispuesto a publicar”, refiriéndose a los anteriores tomos que componen “Historia de la Sexualidad”: La voluntad de saber (1976), El uso de los placeres (1984) y La inquietud de sí (1984).

Contenido relacionado

“Por los ojos del pueblo”: El Concierto a beneficio de Fabiola Campillai y Gustavo Gatica

Los Bunkers regresan luego de cinco años de receso con concierto en la denominada “Plaza de la Dignidad”

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Así se vive en el Campamento por la Dignidad

Protestando con humor: apropiación popular de los personajes del cómic

Mediadores de un nuevo relato para Chile