Cultura

“Borderlain, relatos desde un feminismo lesbiano y resentido” de Victoria Aldunate: Ni siquiera lloró lo bastante

Por: Belén Roca Urrutia / Publicado: 16.02.2018
Abuso blog marta zabaleta /
Fue dirigenta de enseñanza media y de las Juventudes Comunistas durante la lucha contra la dictadura, en la década de los '80. Activista feminista desde 1990 y lesbofeminista antirracista diez años después, la autora (Santiago, 1961) continúa, sin descanso, su batalla contra el silencio de los opresores.

El fuerte contraste de los colores de la portada (amarillo, violeta y negro) indica, antes siquiera de abrir el libro, que su contenido no es para tomárselo a la ligera. Está dedicado a Patricia Highsmith, escritora estadounidense que en 1991 afirmó elegir “vivir sola, pues mi imaginación funciona mejor cuando no tengo que hablar con otra gente”. Aldunate no se compara a sí misma con Highsmith, pero admira en ella su acidez y resentimiento. Estos dos adjetivos, no obstante, sí pueden aplicarse a cualquiera de los 36 relatos que componen “Borderlain”.

“Sé que al borde de esta línea hay más. Es la única esperanza” anuncia la escritora en el prefacio. Dividido en tres partes (Cuentos limítrofes; Relatos desde la Caleta; Tuyadependiente), el texto no se toma libertades creativas para disfrazar el dolor y la crueldad de los sectores marginales en los que Aldunate ha trabajado, codo a codo, con las mujeres invisibles. Aun cuando en el presente, y como nunca antes en la historia, el feminismo ha adquirido notable protagonismo en el debate público, hay sujetas a las que la palabra no les evoca nada familiar.

Aldunate se encarga de denunciar este abismo que separa al movimiento, digamos, “oficial” por los derechos de las mujeres de la realidad bruta de sectores como la Caleta Sur, en el sector Santo Tomás de La Pintana. Los Cuentos limítrofes tratan sobre las mujeres que acuden a los organismos oficiales a denunciar agresiones, donde sus reclamos son sistemáticamente ignorados. Sólo sus muertes las vuelven importantes. La autora titula cada relato con los mismos adjetivos que las trabajadoras sociales y otros funcionarios públicos las designan a escondidas: la india, la vieja de mierda, la changa, la winka, la abortista.

El lenguaje utilizado para narrar estas historias no se distrae con adornos y metáforas inútiles. Aldunate nombra las cosas como las ve y las escucha. En los Relatos desde la Caleta esto es más evidente al tratar el deseo lésbico desde afuera, suspendiéndose a sí misma y haciendo el ejercicio de mirarse a la distancia. Así, aparecen todos los estereotipos e insultos que designan a estas mujeres “otras”, como la frustrada, la mentirosa, la bisexual, la aparecida, la maleducada. “No la querían, pero no sabían cómo justificarlo” parte diciendo en “La piedra en el zapato”. Todas las mujeres en este libro son eso. Una molestia indescriptible.

Aldunate no entrega respuestas a esta última incógnita. ¿Por qué estas mujeres incomodan tanto? Y no sólo al hombre, caso perdido. En el texto se refleja, además, la incomprensión de una sociedad entera frente a esta otredad. Son las pobres, las putas y las raras las que, desde la perspectiva de la autora, no caben en la promesa salvífica del feminismo tradicional, que pregona el fin del patriarcado de la mano de una nueva era donde expresar sentimientos es la clave para desmontar siglos de opresión. Las mujeres en “Borderlain” no sienten mucho porque no pueden. “Ella, no sólo no fue suficientemente amada, sino que ni siquiera lloró lo bastante”.

BORDERLAIN: Relatos desde un feminismo lesbiano y resentido
Victoria Aldunate Morales
Subalterna Ediciones
107 páginas
Precio de referencia: $5.000

Contenido relacionado

Revisa aquí los finalistas del Premio Municipal de Literatura 2019

“Adiós señor presidente”: La sátira política que aterriza en el Teatro Nacional Chileno

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Periodistas y comunicadoras feministas preparan nueva y multitudinaria intervención de Lastesis

Ministra de la Mujer y Equidad de Género, Isabel Plá: “Chile no es un macho violador”

Nabila Rifo acusa al Estado de incumplimiento de promesas: “Es injusto que se hayan olvidado de mí”