Hablar de accesibilidad e integración para las personas que conviven con una discapacidad en Chile significa hablar de barreras, obstáculos, transporte hostil e invisibilización de una parte de la población que cada día tiene que ingeniárselas para superar una constante vulneración de sus derechos.

La falta de rampas en las calles, edificios y transporte; los obstáculos en el espacio público y la ausencia de escaleras o ascensores en el metro, entre otros, dificultan la movilidad de las personas que se desplazan en silla de ruedas o con ceguera, obligándolas muchas veces a solicitar asistencia.

En verano estos impedimentos reducen considerablemente las posibilidades de viajar de esas personas. Moverse por el país, descubrir su belleza y admirar sus paisajes es prácticamente imposible para ellas. Eso, pese a que según datos del Estudio Nacional de Discapacidad 2015, una de cada cinco personas adultas conviven con una discapacidad.

Pero en medio de un panorama desalentador, emergen nuevas propuestas dispuestas a revertir la situación. La Red de Turismo Accesible (RTA) es una iniciativa surgida a mediados de 2017 que trabaja para promover la inclusión y accesibilidad al turismo en Chile, y que en lo que llevamos de verano ha entregado sus servicios a más de 200 personas.

turismo accesible El Maule

/ Facebook Red Turismo Accesible Chile

Todo partió cuando hace cuatro años Jennifer Cáceres, una joven maulina entonces de 23 años, sufrió un accidente en Santiago, lo que la llevó a convivir con una discapacidad durante un tiempo, hasta finalizar su proceso de rehabilitación.

Una vez recuperada, decidió estudiar eco-turismo y se aventuró a poner en marcha un emprendimiento de cicloturismo accesible -Vaikava- que le valió varios premios y reconocimientos dentro del rubro. Desde entonces, sus esfuerzos se concentraron en hacer crecer el proyecto e integrarlo a una red donde pretende que se adhieran todas las empresas de turismo que implementen ciertos criterios de accesibilidad en la oferta de sus servicios. Hoy trabaja como guía en terreno y lleva a cabo capacitaciones sobre turismo accesible para la RTA, junto con un equipo multidisciplinario compuesto por personas en situación de discapacidad.

“Este año nos enfocamos en entregar recomendaciones a personas con discapacidad sobre los destinos que pueden visitar”, explica Cáceres a El Desconcierto. La gerente del proyecto precisa que los principales atractivos recomendados y visitados por sus usuarios -principalmente familias con hijos con alguna discapacidad- han sido las playas de Atacama, en la III Región, y Las 7 tazas, en la región del Maule. “Pusimos harto énfasis en los parques nacionales de esta región”, asegura Cáceres, quien se muestra satisfecha por la valoración de la experiencia en accesibilidad, autonomía e independencia de los usuarios.

Asesorías y capacitaciones

Además de recomendar partes del país aptas para la movilidad de sus usuarios, la RTA ofrece también asesorías a las empresas turísticas que quieren mejorar sus infraestructuras y capacitaciones en atención al cliente con discapacidad. El uso del lenguaje, la guía de personas ciegas o la comunicación con personas sordas son algunas de los contenidos que imparten a las empresas que lo requieren. “La información turística no tiene la accesibilidad suficiente para que llegue a las personas con discapacidad”, critica Cáceres. Además, reclama trasladar el turismo accesible de Santiago a las regiones.

Para el 2018, la RTA quiere consolidar sus vínculos y apoyos de la Conaf y del Senadi, con quien han trabajado estrechamente y, en cambio, esperan poder tener más cercanía con el Servicio Nacional de Turismo. Se muestran confiados en que la llegada de Sebastián Piñera a La Moneda no complicará sus alianzas gubernamentales.

Fuera de Chile, la plataforma se ha conectado con la Red de Turismo Accesible de Ecuador, la Red Interamericana de Turismo y también con organizaciones españolas.

A partir de marzo, en su portal web se podrán encontrar ofertas de toda la cadena de servicios turísticos, es decir, hospedaje, restaurantes y programas de actividades, de todas las regiones del país. La búsqueda permitirá tener resultados por región, tipo de discapacidad y/o movilidad reducida y nivel de accesibilidad.

“Poco a poco vamos rompiendo barreras y prejuicios”, expresa Cácerces confiada de que, aunque más despacio de lo que imaginaba, su proyecto avanza para garantizar los plenos derechos -al menos al ocio y al goce del tiempo libre- de las personas que conviven con una discapacidad. Es su aporte a una deuda que el Estado y la sociedad siguen manteniendo con ellos.

turismo accesible Maule

/ Facebook Red Turismo Accesible Chile