“Ganó la UDI y las 7 familias”. Esa fue la reflexión del presidente de Fenaspar Chile, Hernán Cortés, al conocer la designación del ex diputado Jorge Ulloa (UDI) como intendente de la Región del Bío Bío. Esto considerando los lazos que el gremialismo mantiene con la industria pesquera de la región y que incluso han implicado una investigación judicial en contra de la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, y denuncias contra Ulloa por su relación con empresas de la zona cuando se legisló la Ley de Pesca.

“Piñera se equivocó. Una vez más la industria pesquera le dobla la mano y logra imponer sus intereses, colocando a un hombre de su total confianza en una región clave para el sector”, planteó el presidente de Fenaspar. A ojos del dirigente, “esto no es más que una maniobra de Jacqueline van Rysselberghe, como tantas que ya son de público conocimiento y que hoy la tienen envuelta en una investigación judicial por la arista Asipes”, indicó Cortés.

Los lazos con la industria

Cabe recordar que la actual presidenta de la UDI es indagada por su eventual responsabilidad en el delito de cohecho cometido durante la tramitación de la Ley de Excepción de la Pesca del Jurel con línea de mando, iniciativa legal que beneficiaba al sector artesanal y tenía detractores en la industria del Bío Bío. Estos hechos ya habían sido denunciados por Ciper mostrando como la senadora era pauteada por Asipes en el periodo que era presidenta de la Comisión de Pesca de la Cámara Alta. Inolvidable es el e-mail del año 2014 dirigido al presidente de Asipes, Luis Felipe Moncada (también en juicio por la tramitación de la Ley de Pesca): “Aparentemente están incorporadas todas las indicaciones que nos importaban. De todas maneras pedí aumento de plazo de indicaciones hasta el 15. ¿Crees necesario presentar además la indicación que me mandaste?”.

En el caso de Jorge Ulloa, según informa La Tercera , a sus conflictos de interés durante la tramitación de la Ley de Pesca por los lazos que la empresa cargo Service S.A de su esposa, mantuvo con la industria pesquera, se suman antecedentes de la fiscalía por boletas de Asipes por un total de $5,5 millones, emitidas en 2009 por una asesora del ex diputado UDI. Una de las boletas fue remitida por la asesora a la casilla de correo electrónico que Ulloa que este utiliza en el Congreso.