El ministro del Interior, Andrés Chadwick, afirmó este jueves en el foro Icare que se desarrolla en CasaPiedra que “no queremos que avance” el proyecto de ley de nueva Constitución que la ex presidenta Michelle Bachelet ingresó al Congreso en los últimos días de su mandato.

En su intervención Chadwick manifestó que “hay ciertas cosas que queremos que no avancen, por ejemplo, no queremos que avance el proyecto de una nueva Constitución que presentó la presidenta Bachelet al terminar su período”. Según él, “una Constitución no es un juego, no es un proyecto más”, sino que “es lo más importante para fijar las reglas de convivencia, en las cuales vamos a desarrollar nuestra sociedad y se va a ejercer el poder por parte de las autoridades”. El ministro de Interior explicó que el gobierno quiere “hacer modificaciones y reformas a la Constitución que pueden ser necesarias para perfeccionarla, pero dentro de un ambiente de acuerdos y de unidad y no de proyectos de última hora y con mucho de improvisación“.

Para él, la Constitución no puede ser reformable y modificable fuera del Congreso Nacional, ni “según cualquier mayoría en cualquier momento” porque “eso es atentar contra un elemento fundamental que es la estabilidad”. Y añadió: “Este país ha avanzado en los tiempos que ha tenido estabilidad y certeza y la Constitución es el elemento fundamental para ello”.

Finalmente, cerró el tema sentenciando que “éste es un gobierno que está profundamente comprometido con la estabilidad y la certeza jurídica como un elemento central para poder avanzar en este camino”.