Son 37 mil personas las que recibieron apremios ilegítimos y torturas por su posición política en dictadura.

Los casos quedaron registrados en las comisiones Valech I y II. El problema es que en la primera, según quedó estampado en la ley, se creó también una prohibición de 50 años para acceder a dichos documentos. Es decir, ni siquiera la propia justicia ha podido investigar los antecedentes.

El secreto Valech no existe ni en las comisiones Rettig ni en Valech II. Y si bien existe un proyecto de ley que elimina el secreto -el cual se mantiene sin actividad en el Senado- el ministro en visita para casos de Derechos Humanos en dictadura, Mario Carroza, está indagando para investigar los distintos casos de tortura.

Carroza envió un oficio al Instituto Nacional de Derechos Humanos, lugar donde permanecen los antecedentes de Valech I. Esto, después de que la ex subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Fries, solicitara a la Corte de Apelaciones investigar los antecedentes.

“Una vez que recibimos la denuncia de la (ex) subsecretaria de DD.HH., procedimos a ingresar y a instruir sumario. La primera diligencia fue oficiar al Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), con el propósito de que me enviaran el listado de las personas que estuvieron en Valech I y II , en relación a ser víctimas de torturas”, aseguró Carroza a La Tercera.

El oficio del ministro en visita será analizado en el consejo del INDH el próximo 2 de abril.

“La posibilidad de investigar siempre existe, porque aún existiendo esa prohibición (de liberación de nombres en Valech I), caso a caso es posible llegar a investigarlos. Ahora, el Poder Judicial, si bien es cierto tiene toda la intención y además existe el deber de hacerlo, no tiene los recursos para investigar 37 mil casos. Por lo tanto, tendrían que resolverlo las autoridades superiores (Corte Suprema)”, aclaró Carroza.