El presidente Sebastián Piñera volvió a enfatizar en la ilegitimidad de las elecciones presidenciales de Venezuela y afirmó que junto al Grupo de Lima buscarán “caminos más eficaces y que produzcan mejores efectos” para el país sudamericano.

Piñera sostuvo que desde el gobierno están “convencidos que esas elecciones no cumplen con ninguno de los criterios básicos de unas verdaderamente libres” y agregó que éstas “representan el verdadero sentir de la opinión libre y soberana del pueblo de Venezuela”.

Durante esta jornada, los catorce países que componen el Grupo de Lima, entre los que está Chile, anunciaron que no reconocerán los resultados de las elecciones que dieron por ganar a Nicolás Maduro y anunciaron una serie de medidas para ayudar a la crisis de Venezuela.

“Lo que está ocurriendo en Venezuela es algo trágico, un país que era prospero y democrático se convirtió en un dictadura”, argumentó el mandatario y añadió que “muchos venezolanos se están muriendo de hambre o por falta de medicamentos”.