A los pocos días que un juez levantara la inhabilitación política que pesaba sobre él desde 2013 por fraude fiscal, el ex primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, líder de Forza Italia, representante de la derecha italiana, protagonizó una nueva escena de naturaleza profundamente machista.

Esta vez fue en Aosta, al norte de Italia, donde este fin de semana se celebraron elecciones regionales. “Il Cavaliere”, de 81 años, se encontraba sobre el escenario con el coordinador regional de Forza Italia, Massimo Lattanzi, quien le estaba ofreció dos regalos de Aosta con la ayuda de su joven hija. Lattanzi le entregaba un cuadro realizado de una artista local y un típico caballo de cerámica. Entonces, el político de 81 años le pregunta: “¿Puedo escoger yo?”.

“Prefiero a ella”, dijo señalando a la chica, que mira al cielo sin saber donde meterse. “Es mi hija, tienes buen gusto”, le replicó Lattanzi. Como el resto del auditorio, el padre de la joven rompió a reír mientras su hija no podía esconder su cara de incredulidad. El público, en lugar de reprochar esta actitud de Berlusconi,hasta le aplaudió, tras lo que el ex primer ministro soltó: “Lo que hace falta inventarse para hacer ver que somos todavía jóvenes…”, dijo el líder del partido, entre risas.

Cabe recordar que el magnate italiano llegó a ser condenado por el caso Ruby, apodo de Karima el Mahroug, de origen marroquí, que tenía sólo 17 años cuando acudía a las fiestas de “Il Cavaliere”, pero luego el Tribunal Supremo lo absolvió.

Mira el video aquí: