El Real Madrid conquistó su tercera Liga de Campeones de forma consecutiva, la decimotercera en su historia, tras derrotar por 3-1 al Liverpool este sábado en la final disputada en el Olímpico de Kiev gracias a los goles de Karim Benzema y Gareth Bale, que firmó un doblete.

El equipo dirigido por Zinedine Zidane se adelantó a los 50 minutos gracias a un grave error de Karius, el portero ‘red’, del cual pudo aprovecharse Benzema al meter su bota. Mané empató el partido con un remate dentro del área, pero Bale hizo las delicias de la afición merengue con un gol de bandera.

El jugador galés marcó de chilena, tras un centro de Marcelo, y cerró una final que mantiene el dominio de los blancos en el ‘Viejo Continente’. A nueve minutos del final consiguió el definitivo 3-1 con un disparo desde fuera del área que no pudo atrapar Karius tras otro error grosero.

El Real Madrid suma 13 Copas de Europa en toda su historia -cuatro desde el año 2014- y la tercera consecutiva, algo que no se conseguía en el ‘Viejo Continente’ desde los años 70′ del pasado siglo (Ajax y Bayern de Múnich).