Mariano Rajoy se convirtió en el primer presidente del gobierno de la historia reciente de España en perder el cargo tras una moción de censura.

Según informa BBC, los diputados españoles votaron este viernes mayoritariamente a favor de que Rajoy dejara el cargo.

180 de los 350 diputados votaron a favor de poner fin a su gobierno. Cabe destacar que se necesitaban 176 votos para que la moción saliera adelante.

“Ha sido un honor ser presidente de España y dejar una España mejor que la que encontré”, dijo Rajoy ante el Congreso.

El líder del Partido Popular -conservador y de derecha- había llegado al poder en 2011 y repetía mandato tras las elecciones de 2016.

En su última intervención ante el Congreso como presidente también felicitó y deseó suerte a Pedro Sánchez, dirigente del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), quien lo reemplazará automáticamente en el cargo.

Sánchez, nuevo presidente

Por su parte, Sánchez es el primer presidente que llega al poder tras una moción de censura, y también el primero que es investido sin ser diputado.

El nuevo líder del ejecutivo elegirá su gobierno la próxima semana.

Sánchez se comprometió a convocar elecciones aunque no precisó una fecha.

El líder socialista contó con los votos a favor de la coalición de izquierda Unidos Podemos, así como de los nacionalistas catalanes y vascos.

Corrupción

Los socialistas presentaron la moción de censura contra el gobierno de Rajoy el pasado viernes tras un escándalo de corrupción que involucró al partido de gobierno.

Sánchez dijo que Rajoy y su gobierno tenían que tomar la responsabilidad por el escándalo conocido como la trama Gürtel, uno de los casos de corrupción más relevantes de los últimos años en España.

El caso se centró en investigar una red de contratos entre empresarios y cargos del PP durante años.

La semana pasada, el ex tesorero del PP, Luis Bárcenas, fue condenado a 33 años de prisión por aceptar sobornos, lavado de dinero y evasión fiscal.

En su sentencia, hecha pública el pasado jueves, la Audiencia Nacional -el tribunal encargado del caso- condenaba también al PP como organización por lucrar a través de dicha trama.