Durante esta mañana, en entrevista con Cooperativa, el director ejecutivo de Libertad y Desarrollo opinó sobre las demandas del movimiento feminista que se ha desplegado en universidades y recintos educativos.

“Aquí hay cuestiones de fondo. El problema de fondo son reivindicaciones que en algunos casos son razonables. Todas aquellas que están relacionadas con abuso de poder. Las universidades, donde esto ha estallado, son instituciones en las cuales muy claramente está definido un poder, básicamente de profesores y docentes respecto a los alumnos”, manifestó el ex director de Cruzados.

A la vez, Larraín añadió que “hemos visto también que este poder no solamente está entre profesor y alumnos, sino entre profesor y profesora también hay cierto desdén de parte de los varones hacia sus colegas mujeres. Por alguna razón, para ciertas personas parecieran no tener la misma categoría simplemente por ser mujer”.

Además, Luis Larraín se refirió a la demanda de las estudiantes de la Universidad Diego Portales por un lenguaje inclusivo en el plantel: “A mí me parece ya es una cuestión de gustos. A mí me carga. A mí me encanta la literatura, creo que la palabra, el uso del lenguaje, dan una oportunidad de mejoramiento de la calidad de vida de todos nosotros. Yo gozo leyendo buena literatura y la verdad es que es tan feo esto de pasar al todos y todes y esto de las equis. Yo pienso que, por ejemplo, Gabriela Mistral, una mujer notable de las letras chilenas, capaz que no le gustaría mucho si dijéramos que todes queríamos ser reinas, por ejemplo”.

El director de Libertad y Desarrollo agregó que “hay formas en las cuales las reivindicaciones pueden tener más éxito o menos éxito. Si lo van a transformar en una discusión acerca del lenguaje, como decir, todes, que me parece una cosa artificial porque podrá haber un grupito de gente que habla de esa manera, pero la mayoría de la gente no habla de esas manera. Yo creo que no le agrega a la causa feminista basarnos en este tipo de cuestiones, que son de forma y a algunos nos provoca más bien distancia”, cerró.