Este domingo, Paula Díaz y su familia volvieron a solicitar al gobierno, esta vez liderado por Sebastián Piñera, que acceda a su petición de eutanasia. Su familia de la joven de 19 años llegó hasta La Moneda, acompañada por una caravana de motoqueros, para entregar una carta dirigida al mandatario con la solicitud formal.

Además, la joven grabó un audio en el que insiste en su deseo de “descansar”. “Hola, soy Paula y exijo mi derecho a descansar, por favor ruego de su apoyo y comprensión a la decisión que he tomado por la eutanasia”, señaló.

Desde 2013, la joven sufre de una enfermedad degenerativa –todavía sin diagnosticar– que le ha provocado daños neurológicos, la mantiene postrada, y con grandes dolores. Su caso se conoció en febrero pasado, luego de que hiciera la misma solicitud a la entonces presidenta, Michelle Bachelet, en una carta en que exponía otros síntomas como espasmos, movimientos involuntarios, vómitos recurrentes y que la luz del día le quema el cuerpo.

Si bien no ha recibido un diagnóstico concluyente, la familia relaciona el inicio de los síntomas con una vacuna trivírica que le inyectaron cinco años atrás en el colegio, que según el calendario de inmunización debía ser la DPT acelular.

En la carta dirigida a Sebastián Piñera, su hermana Vanessa señaló: “Estoy acá por expresa petición de ella (Paula Díaz) y, como hermana mayor, he decidido apoyarla desde un principio. Paula lleva casi cinco años en una condición deplorable, su cuerpo está sufriendo día a día un daño neurológico degenerativo comprobado”.

“Estoy acá para que el Presidente escuche la petición de Paula”, dijo, y agregó que “no existe un diagnóstico claro que entregue una esperanza o un plazo de vida”.

En tanto, su madre, María Cecilia Ahumada, también llegó hasta La Moneda, pero ella discrepó y insistió en un tratamiento que le entregue una mejor calidad de vida.

“En cinco años no han hecho nada bien con ella. Por eso mi voz es para decirle al Presidente que, por favor, a todos en el sistema de salud, se reivindiquen, hagan algo digno con ella, devuélvanle la esperanza y trátenla como ella se lo merece, devuélvanle la dignidad, porque ella está en una condición porque no se hicieron bien las cosas que ella. Yo no puedo bajar los brazos, porque hay muchos temas que han quedado pendientes antes de darle fuerza a la eutanasia”, enfatizó Ahumada”, señaló.

El proyecto de le ley de eutanasia se encuentra en discusión en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados. se prevé que en agosto se esté discutiendo en sala.