Durante el pasado martes, el Senado de Canadá dio su aprobación final a la iniciativa del gobierno que busca legalizar el uso recreativo del cannabis. Sin embargo, los canadienses aún tendrán que esperar algunos meses para obtener marihuana legalmente.

Pese a que el primer ministro Justin Trudeau esperaba lograr que la marihuana fuera legal desde el 1 de julio, los gobiernos provinciales y territoriales necesitan de 8 a 12 semanas, tras la aprobación del Senado y el aval real, para prepararse para las ventas.

La fecha de legalización podría cerrarse a principios o mediados de septiembre. Al respecto, Trudeau escribió en sus redes sociales que “ha sido demasiado fácil para nuestros niños conseguir marihuana, y para los criminales cosechar las ganancias. Hoy cambiamos eso. Nuestro plan para legalizar y regular la marihuana acaba de ser aprobado por el Senado”, señaló.

De esta manera, Canadá se convertirá en el segundo país en tener un mercado legal de marihuana a nivel nacional, emulando el ejemplo de Uruguay. Sin embargo, cada provincia del país tendrá sus propias reglas para la venta.

La iniciativa se aprobó con 52 votos a favor y 29 en contra, en un debate que giró en torno al fracaso de las políticas prohibicionistas de las drogas: “Esta noche hemos visto en el Senado una votación histórica que pone fin a 90 años de prohibición del cannabis en este país, 90 años de criminalización innecesaria, 90 años de una estrategia de ‘simplemente di no a las drogas’ que no ha funcionado”, argumentó el senador Tony Dean, quien defendió la propuesta.