La AIDS Healthcare Foundation (AHF Chile) junto al Movilh y el Servicio de Salud Metropolitano Central anunciaron que se realizarán más de dos mil test rápidos para detectar el VIH/SIDA durante la XVIII Marcha por el Orgullo LGBTI.

La movilización se realizará mañana sábado 23 de junio en Santiago Centro a las 14 horas. Específicamente, se llevarán a cabo unos 2.200 test rápidos.

Los test se harán en carpas cerradas desde las 10:30 hasta las 14:00 horas, manteniendo la privacidad para quienes voluntariamente decidan hacerlos.

En conversación con El Desconcierto, el coordinador de AHF, Leonardo Arenas, explicó que “nuestra labor es promover el test rápido y el uso del preservativo. En Chile ha sido difícil aplicarlos de forma masiva, como lo va a ser mañana, dada la normativa que existe y cierta burocracia desde el Ministerio de Salud”.

En ese sentido, aseguró que “se debe respetar toda la normativa nacional que hay, como por ejemplo, el consentimiento informado que deben tener las personas, que sean mayores de catorce años, que porten un documento de identidad -pasaporte o cédula-, y que además del resultado entregado por una persona capacitada, reciban una consejería.

Además agregó que “el test que estamos usando está acreditado por el Instituto de Salud Pública y es recomendable para el plan piloto que instaló el gobierno anterior el año pasado”.

“Respecto a las expectativas que tenemos, sabemos que la marcha es multitudinaria, estamos expectantes de tener un éxito en los sobre 2000 test que habrán. Estamos esperanzados y preocupados para poder atender a tanta gente“, detalló.

Arenas continuó destacando que “hacemos un llamado para que las personas puedan llegar antes. Nosotros estamos haciendo énfasis en que estaremos desde las 10:30 disponibles para poder empezar a tomar los test y que no se nos aglutinen todos a la una de la tarde. El test demora 10 minutos, pero todo el proceso demora 20 a 25 minutos.

Finalmente recalcó que en los pasos posteriores “el resultado puede ser reactivo o no reactivo. Si no es reactivo, significa que no hemos encontrado anticuerpos en la sangre y el consejero reafirmará las medidas preventivas como el uso del condón.

Pero, “en el caso que sea reactivo, no decimos positivo, porque la notificación de positividad la entrega el ISP, hay que sacar una nueva muestra de sangre. Mañana vamos a disponer de un laboratorio clínico para poder sacar la segunda muestra de sangre que será enviada al ISP para una posterior notificación”, agregó Arenas.

Finalmente reafirmó que “si la persona no quiere en ese momento, puede hacerlo en el consultorio uno o consultorio cinco dentro de la semana. Lo que sí, hacemos un compromiso con las personas, a través de un equipo de vinculadores, que tiene como misión que la persona que sea notificada, quede vinculada al sistema al sistema de salud. Porque lo que pretendemos con esto es que se acorte el tiempo en que la persona está diagnosticada e inicia el tratamiento. En Chile esto dura tres meses y es mucho tiempo”.

Según ONUSIDA, en Chile existen 25 mil personas que no conocen su situación de seropositividad.