Por cuatro goles contra dos se impuso Francia frente a Croacia en la final del Mundial de Rusia 2018. De esta forma, y 20 años después de su primer titulo en el mismo evento deportivo, el equipo de Didier Deschamps se quedó con el trofeo de mano de una de las generaciones de futbolistas más talentosas de su historia, según medios especializados.

Siendo esta su tercera final mundialista -antes en 1998 y 2006- de Francia, la primera ventaja se marcó a los 18 minutos del partido, con el autogol del croata Mario Mandzukic, quien de cabeza metió el balón en su propio arco.

Más tarde el partido se consagró a favor de los franceses con goles de Antoine Griezmann, Paul Pogba y Kylian Mbappé. 

Tras la finalización del juego, los festejos no se hicieron esperar. Los franceses, al rededor de todo el mundo, festejaron el triunfo de forma masiva en las calles. Los registros de la celebración al pie de la Torre Eiffel se han viralizado rápidamente por la red, mostrando una fiesta que derrocha alegría y multiculturalidad.