A través de una carta dirigida al presidente Sebastián Piñera, los ministros Gonzalo Blumel, Andrés Chadwick, Hernán Larraín y Roberto Ampuero, además de la directora del INDH Consuelo Contreras, la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) solicita que se tomen medidas ante distintos actos de hostigamiento que ha sufrido la abogada Karina Riquelme, conocida abogada de La Araucanía en causas que enfrentan comuneros mapuches.

La defensora es parte del Centro de Investigación y Defensa Sur (Cidsur), ONG que ha tomado la defensa penal de comuneros mapuche durante años, logrando emblemáticas absoluciones.

La carta, de la que hicieron parte también el Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos y la Organización Mundial Contra la Tortura, denuncia que Riquelme fue hostigada los días 9 y 10 de julio de 2018 por funcionarios de civil de Carabineros de Chile, mientras se realizaban las jornadas de formalización del caso Huracán, que involucra el montaje de distintos funcionarios policiales que quisieron inculpar a comuneros mapuche de atentados incendiarios.

“Durante la realización de la mencionada audiencia, la Sra. Riquelme fue fotografiada en reiteradas ocasiones por funcionarios de Inteligencia de Carabineros, quiénes la increparon al momento en que ella les preguntó porque la fotografiaban”, dice la denuncia. Además, asegura que durante la audiencia del 10 de julio, la jueza Marcia Castillo, del Juzgado de Garantía de Temuco, “le preguntó al funcionario porque fotografiaba a la abogada Riquelme, éste respondió con evasivas y se retiró de la sala”.

Esa misma noche, la propia Karina Riquelme denunció que, estando en su departamento con su hija en la ciudad de Temuco, una persona la apuntaba constantemente con un láser.

La FIDH y las otras organizaciones piden a las autoridades chilenas que tome medidas para “garantizar la seguridad y la integridad física y psicológica de la Sra. Karina Riquelme”, además de “llevar a cabo una investigación inmediata, independiente, exhaustiva, efectiva e imparcial en torno a los actos de hostigamiento”.