Esperó hasta el último día para presentar el documento. El fiscal nacional Jorge Abbott llegó junto a su abogado, Luis Bates, hasta la Corte Suprema para presentar los descargos por la solicitud  de destitución realizada por el Frente Amplio.

Este era el último paso luego de que el máximo tribunal  declarara admisible la moción emprendida por el FA, menos Revolución Democrática y el Partido Liberal, y al que se sumaron el PC, PPD y el PRO, a comienzos de julio contra el jefe del Ministerio Público.

El requerimiento se produce tras dos hitos que han marcado la gestión de Abbott: sus dichos en la cuenta pública sobre el desafuero afectaría el cuórum de los parlamentarios y las reuniones que sostuvo con Hernán Larraín cuando era senador en 2015 en el marco de su carrera para ser fiscal nacional y ya el 2017 por el caso de Iván Moreira.

Todos, marcados por el manejo especial que se les podría estar dando a los congresistas involucrados en investigaciones por el financiamiento irregular de la política.

Te puede interesa: VIDEO| #NoMásCorrupción: Winter, Sánchez, Boric y Schönhaut te explican por qué buscan destituir a Abbott