Brasil, Argentina, Chile y Colombia. Son los cuatro países elegidos por el secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, que este domingo inició su primera gira sudamericana.

Mattis -que iniciará su tour en Brasilia y Río de Janeiro, donde visitará la Escuela Superior de Guerra y el monumento nacional que honra a los soldados brasileños caídos en la Segunda Guerra Mundial- llegará a Chile este miércoles, tras pasar un día por Buenos Aires.

Según publicó Emol, en Santiago, el jefe del Pentágono sostendrá una reunión con el presidente, Sebastián Piñera, y el ministro de Defensa, Alberto Espina, con quienes “intercambiará perspectivas de carácter estratégico”.

De nuestro país volará hacia Bogotá, donde se reunirá con el nuevo gobierno del presidente Iván Duque.

La administración de Donald Trump se ha caracterizado por mostrar desinterés en todos los asuntos relacionados con la región latinoamericana. De partida, el mandatario no ha viajado aún a la región. Iba a hacerlo el pasado abril pero canceló su participación en la cumbre de las Américas de Perú para preparar la operación militar contra el régimen sirio por el uso de armas químicas.

En varias ocasiones el mandatario estadounidense se refirió a Centroamérica y el Caribe como “países de mierda”, o ha aplicado medidas controvertidas como la decisión de quitar el amparo contra la deportación a cientos de miles de inmigrantes latinos en EE.UU., separar a los hijos de los migrantes que llegan a Estados Unidos o la construcción del muro fronterizo con México.

Si embargo, desde el Pentágono aseguraron que este viaje destacará los “fuertes lazos de defensa” con los cuatro países que visitará.Y agregaron: “Estas relaciones son cruciales para la colaboración, la prosperidad y la seguridad del hemisferio occidental”.

Mattis fue designado secretario de Defensa por el Trump, convirtiéndose en el primer militar de carrera en ostentar el cargo desde 1951.