Las cifras de niños, niñas y adolescentes muertos en el Servicio Nacional de Menores habría sido manipulada por la administración de la ex ministra de Justicia, Javiera Blanco. Así lo reveló una investigación periodística desarrollada por CNN Chile.

Todo comenzó cuando el diputado René Saffirio solicitó en 2016 al director del Servicio, Hugo Herrera, y a la entonces ministra Blanco la cantidad de muertos en la institución entre el 1 de enero de 2005 y el 4 de mayo de 2016. La respuesta llegó en forma de un oficio que reportó la muerte de 449 niños, niñas y adolescentes durante el período, una cifra que incluía a mayores de 18 años.

En ese momento, la ex secretaria de Estado citó al director del Sename. Tras la reunión, el informe había cambiado su cifra a de 449 víctimas a 185. Para ello, retiraron del catastro a los adultos, niños, niñas y adolescentes que venían de la justicia juvenil.

Luego, se envió un nuevo oficio a la Cámara de Diputados -que no fue firmado por Blanco, sino por el subsecretario Ignacio Suárez- con la nueva información. A juicio del diputado Saffirio, lo que habría motivado dicha alteración es no verse expuesto a ser sancionados.

“Todo el esfuerzo que hizo la ministra Blanco, en algo que desde mi punto de vista es aberrante, fue ocultar, faltar a la verdad, distorsionar información, que fue lo que me llevó a tomar la decisión de acusarla constitucionalmente”, señaló el parlamentario.

Solange Huerta, la última directora del Sename durante la administración Bachelet, entregó un desglose de la víctimas que incluía a adultos. Entonces, la cifra alcanzó los 1.292 fallecidos. Finalmente, tras una solicitud del Ministerio Público, los datos contabilizaron 1.213 muertos entre el 1 de enero de 2005 y el 30 de junio de 2016.

La ministra Javiera Blanco, que hoy ejerce de Consejera de Defensa del Estado, declinó dar declaraciones al respecto.