La negativa del elenco completo de la nueva teleserie de Mega, “Casa de Muñecos” a aparecer en las pantallas del canal con la animadora Patricia Maldonado -debido a su constante apoyo al pinochetismo y negación histórica de los crímenes de la dictadura- ha removido las aguas al interior del canal del Grupo Bethia.

En entrevista en conjunto con The Clinic, Gabriela Hernández y Héctor Noguera, dos de los protagonistas más longevos de la nueva nocturna, insistieron en el acuerdo de los actores de no volver al matinal Mucho Gusto si es que se mantiene Maldonado, y dieron su apoyo explícito a su compañero Alejandro Goic.

“No queremos compartir -y yo creo que mucha gente no quiere- con alguien que hace una apología de todo lo que ella hace apología. Incluso me hubiera gustado que Alejandro Goic no saliera tan rápido, que dijera ‘yo me voy por tales razones’ y que se hubiera ido tranquilo. Eso me hubiera parecido mejor”, dijo Gabriela Hernández.

Noguera, por su parte, se mostró de acuerdo con lo mismo, pero también entiende que “fue un impulso, es una persona que sufrió encarcelamiento, que vivió el exilio, tortura. Mataron a sus amigos. Totalmente entendible su reacción”.

Noguera agregó que “no tengo problema de compartir con personas que tienen una ideología distinta a la mía, pero la otra es hablar sobre un tema tan puntual como negar la tortura”.

Ambos se mostraron a favor de que el canal saque de la pantalla a Maldonado, una de las estelares del matinal. Hernández aseguró que es “el público el que debería ser el que los rechace, quitándoles la audiencia, pero como no lo hacen y parece que al contrario, como que aumenta el rating si ella está…tiene que ver el negocio de la televisión”.

Ambos también estaban contentos del rol que tuvo el mundo de la cultura en la salida del ministro del ramo, Mauricio Rojas, quien duró solo 4 días en su cargo debido a sus dichos respecto al Museo de la Memoria. “Creo que fue una muy buena reacción por parte de los artistas y muy rápida. Siempre nos quejamos de que somos dispersos, sin embargo cuando ocurre un hecho tan importante como este, se provocó una cohesión única”, dijo Noguera.